Hewlett Packard niega que impresoras pongan en riesgo la salud


Hewlett Packard, el fabricante de impresoras más comprometido durante una investigación recientemente publicada, según la cual 12 de los 13 modelos que mayores riesgos implicaban para la salud eran de su propiedad, negó la veracidad de tal estudio y aseguró que sus máquinas son seguras.

«No existen indicaciones que determinen con certeza que la emisión de las partículas ultrafinas de impresoras láser estén asociadas a riesgos a la salud», manifestó Tuan Tran, vice presidente de Hewlett Packard en una carta publicada a través de internet y añadió que «el examen de partículas ultrafinas es una disciplina científica muy nueva».

A principios de esta semana, una investigación de la Universidad de Queensland, Australia, demostró que en ambientes cerrados como los de una oficina, una impresora láser puede ser tan nociva para la salud como el humo del cigarrillo ya que sus emisiones producen pequeñas partículas que pueden penetrar en los pulmones y producir enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Durante la investigación emergió que 12 de los 13 modelos considerados de mayor riesgo para la salud pertenecían al fabricante Hewlett Packard, mientras otro estudio presentado por el diario australiano Sydney Morning Herald señaló que muchas de las partículas emitidas por estas impresoras eran potencialmente cancerígenas.

Tran subrayó la necesidad de nuevas investigaciones en este campo e informó que su empresa actualmente trabaja en conjunto con científicos de Air Quality Sciences en Estados Unidos y el Instituto Wilhelm-Klauditz de Alemania, para garantizar que sus productos cumplan con los estándares internacionales de salubridad