Hoy entra en vigor las nuevas tarifas de «roaming» para países europeos


Hoy sábado 30 de junio entra en vigor la norma europea que recortará hasta un 70% el precio del uso del móvil en el extranjero tras su publicación ayer viernes en el Diario Oficial de la UE.

El reglamento establece que la tarifa máxima de ‘roaming’ (‘eurotarifa’) bajará hasta 49 céntimos por minuto para las llamadas realizadas y a 24 céntimos por minuto para las recibidas; mientras que el precio mayorista –el que paga un operador por usar la red de otra compañía en el extranjero– queda en 30 céntimos.

La nueva norma impone además exigencias de transparencia e información a los operadores. Cuando un cliente entre en otro Estado miembro, su compañía de telefonía móvil de origen estará obligada a enviarle de forma automática y gratuita un mensaje de texto que debe contener información básica sobre las tarifas de itinerancia aplicables (con el IVA incluido) y un número de teléfono de información gratuito para obtener información más detallada.

Tras su entrada en vigor, los operadores de telefonía móvil están obligados a ofrecer a sus clientes la nueva ‘eurotarifa’ como muy tarde el 30 de julio. Los clientes que respondan de inmediato podrán beneficiarse del recorte desde el 30 de agosto, mientras que a los que no reaccionen y no dispongan ya de una oferta sobre ‘roaming’ se les aplicará de manera automática y gratuita la ‘eurotarifa’ desde el 30 de septiembre. El tope para la tarifa mayorista comenzará a aplicarse en dos meses, el 30 de agosto.

La Comisión ha asegurado que muchas compañías de telefonía han adelantado ya por su cuenta estos plazos legales por lo que, a su juicio, los clientes más ‘proactivos’ podrán disfrutar de los precios rebajados durante el verano.

El Ejecutivo comunitario ha advertido además de que cualquier retraso por parte de los operadores será castigado. ‘Si las compañías se retrasan en la aplicación de las tarifas, serán sancionadas por los reguladores nacionales. Hay además un segundo efecto negativo para ellas: quedarán muy mal en la publicidad que generará su caso’, dijo un alto funcionario.

Los reguladores nacionales vigilarán de cerca, junto con Bruselas, si la nueva norma provoca un aumento del precio de las llamadas nacionales, tal y como ha advertido la industria. No obstante, Bruselas descarta que esto vaya a ocurrir porque se trata de un mercado con una fuerte competencia y cualquier compañía que encarezca las tarifas quedará en desventaja.

Asimismo, se hará un seguimiento del precio del ‘roaming’ para mensajes de texto (sms) y transmisión de datos, que no están incluidos en el reglamento. La Comisión ya ha advertido de que si los precios no bajan, podría acabar regulando también en este.

La ‘eurotarifa’ irá disminuyendo durante los tres años que esté en vigor el reglamento, dos céntimos el primer año y tres céntimos el segundo. En 2008 será de 46 céntimos para llamadas realizadas, 22 para las recibidas y 28 para los mayoristas; y en 2009 caerá hasta 43, 19 y 26 céntimos respectivamente. Después, la norma dejará de aplicarse salvo que los precios no hayan bajado y la Comisión considere que es necesario prorrogarla con las enmiendas necesarias y cuente con el apoyo de Parlamento y Consejo.