Hoy es....martes y 13


La superstición relacionada con el número trece se le ha dado el nombre científico de "triscaidecafobia"

Hoy, martes 13, es un día de mal agüero para los supersticiosos en la tradición latina, cuyas raíces se pierden en el tiempo, hasta el punto de que quienes se dejan llevar por esta creencia desconocen su verdadero origen.

La superstición relacionada con el trece se le ha dado el nombre científico de "triscaidecafobia", que proviene de la palabra griega "triscaideca", que significa trece, y de "phobos", miedo.

Sobre la expansión de la superstición de la supuesta mala suerte del trece existen varias teorías: la primera, que se propagó desde Escandinavia hacia el sur por Europa y, posteriormente, a América por los conquistadores españoles. La segunda, que surgió con la eliminación de la Orden de los Templarios, el 13 de octubre de 1307, y la tercera, que se expandió de Estados Unidos a principios del siglo XX.

Una de las primeras referencias al trece y su mal augurio se encuentra en la mitología nórdica en la era precristiana, señala el historiador Donald Dossey en "Holiday Folklore, Phobias and Fun".

Ésta narra la historia de un banquete en el Valhalla al que fueron convocados doce dioses. Loki, el espíritu de la pelea y el mal, llegó sin invitación, por lo que el número de presentes fue trece. En la lucha por expulsar a Loki, Balder, el favorito de las deidades, falleció.

Tradición

En la fe cristiana la principal influencia se sustenta en que en la Última Cena de Jesucristo asistieron en total trece personas: Jesús y sus doce apóstoles, incluido Judas Iscariote, que le traicionó.

En otras tradiciones, como la Cábala, el Tarot, el Antiguo Egipcio, la Antigua Grecia o las creencias mayas y babilónicas, el trece siempre ha estado presente.

El trece en la religión judía es una cifra positiva: el año bisiesto hebreo se compone de trece meses, Jacob en hebreo se escribe con trece letras o trece fueron los cuernos usados en los templos hebreos para llamar a la comunidad.

En matemáticas, para el principal teórico sobre la proporción áurea, Fibonacci, el trece es un número de su serie áurea. Y por el contrario, los herméticos de la escuela de Pitágoras consideraron el trece como "la falta de mezcla, por la simplicidad de lo inefable".

La cuestión sobre el martes 13 o el viernes 13 está determinada por la tradición. Además, la unión del viernes y el 13 se popularizó como consecuencia de la serie de películas de terror "Viernes 13" ("Friday the 13th").Así, la anglosajona se aferra al viernes y la latina al martes, aunque existen supersticiosos que consideran ambas fechas nefastas.

 

Supersticiones

Las supersticiones con respecto al trece no tienen límite. Desde las viviendas, en las que se omite el trece en los portales (como en Florencia) o pisos y ascensores de edificios hasta en hoteles, en los que se ha llegado a crear el piso duodécimo A.

En el transporte público en Madrid no existe la línea trece de autobús y en Buenos Aires ningún tranvía con el trece circuló hasta 1913. También el trece falta en los asientos de los aviones y en las puertas de embarque de los aeropuertos.

En los circuitos europeos de Fórmula Uno no hay pits o boxes con el número trece, se pasa del doce al catorce. Y las competiciones no se celebran el día 13. Entre otras curiosidades, en España, el número trece del Documento Nacional de Identidad no se ha asignado a nadie. Y en Francia, se crearon los "quatorziennes", que asistían a cenas de nobles y eventos sociales como invitado decimocuarto, según el estudioso Dossey.

Jürgen Brater, en su libro "Números curiosos", indica que el Gran Sello de Estados Unidos, símbolo nacional creado en 1782 y representado en el billete de un dólar, recoge la importancia del trece, que fue el número de estados fundadores de esta nación, un dato contradictorio teniendo en cuenta los millones de triscaidecafóbicos estadounidenses que existen.

Otras culturas combinan números que supuestamente acarrean mala suerte o eligen otros. En Italia, se considera que el día de mal augurio es el viernes 17.

En cambio, desde 2003 en el barrio londinense de Hampstead, donde residen asiáticos, se ha registrado la ausencia de los números cuatro, trece, catorce y veinticuatro, ya que se asocia el ideograma del cuatro con la muerte.`

Qué no hay que hacer un martes 13

Los refranes en español que hacen referencia al martes 13 son numerosos, el más popular es el que reza:"En trece y martes, ni te cases, ni te embarques" o la versión latinoaméricana, "Si el trece es martes, ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes".

Otros dichos asocian el Martes como un dia "maléfico" en el que hay que evitar ciertas actividades: "El martes, ni gallina eches ni hija cases", "El martes, ni hijo cases ni cochino cases", "El martes, ni tela urdas -prepares para coser-, ni hija cases, ni la lleves a confesar porque no dirá la verdad", "El martes, ni tu casa mudes, ni tu hija cases, ni tu ropa tajes".

Otras cosas que la tradición recomienda no hacer un martes 13 es cortarse las uñas, porque si lo haces "saldrán padrastros". Tampoco sería bueno cortarse el pelo ese día.

En tanto, se dice que los niños nacidos en martes 13 serán desgraciados, tendrán una vida corta y su ideal será la guerra.

Para muchos, la presunta "mala suerte" de este día llega al extremo de sentir fobia a llevar adelante cualquier actividad ajena a la rutina. A este sentimiento se lo conoce como Trezidavomartiofobia o Triscaidecafobia.

[tags]Cultura,Martes 13[/tags]