IBM publica código de conducta para los empleados que usan Second Life


El fabricante informático estadounidense IBM publicará hacia finales de esta semana un código de conducta para sus empleados que habiten en mundos virtuales como SecondLife, un medio usado por «Big Blue» para sostener reuniones de negocios con clientes y socios.

Agencias – De esta forma los directivos de IBM buscan asegurarse de preservar su imagen corporativa, pero también el secreto de sus productos, al tiempo que aspiran a abrir un nuevo servicio que les permita asesorar a otras empresas para crear su propio código de comportamiento para mundos virtuales, según manifestaron fuentes de la compañía, citados por la agencia estadounidense Associated Press.

«El internet tridimensional tendrá un gran impacto en el mundo de los negocios, en IBM y en nuestros clientes, y la única manera de darse cuenta es usándolo«, dijo Irving Wladawsky-Berger, director de la Academia Tecnológica de IBM y profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts, citado por AP.

Este manual de compotamiento para el mundo virtual, incluye normas como la prohibición de discutir con personas no autorizadas asuntos que involucren la propiedad intelectual de la compañía y condena conductas como la discriminación o el acoso, prácticas cada vez más frecuentes en sitios como SecondLife, constantemente criticada por el alto contenido de sexo y conductas hostiles entre los habitantes.

El manual sugiere además tener cuidado al elegir un avatar -el personaje que se encarna en el mundo virtual-, invitando a los empleados a ser «especialmente sensibles con la conveniencia de su avatar o apariencia personal cuando estén sosteniendo reuniones con clientes de IBM o llevando a cabo negocios en representación de la compañía».

«Construir una reputación de confianza dentro del mundo virtual representa un compromiso de credibilidad y responsabilidad con los ciudadanos digitales. Alterando, modificando o abandonando su personaje en el mundo digital puede ser una violación de esta confianza. (…) En el caso de una persona digital usada por IBM para sus propósitos empresariales, puede significar una violación de sus obligaciones con IBM», señala el manual de la empresa citado por la agencia norteamericana.