Intel Capital crea el Fondo Ultrabook de $300 millones


image
El Fondo Ultrabook  ha sido creado para centrarse en las tecnologías que ayudarán a ofrecer experiencias del usuario nuevas y mejoradas, baterías de mayor duración, componentes delgados y plataformas tecnológicas

Intel Capital ha anunciado la creación del Fondo Ultrabook  de $300 millones para impulsar la innovación en esta nueva categoría de dispositivos. Tal y como se anunció en la muestra Computex de este año, los sistemas Ultrabook combinarán el rendimiento y las capacidades de los ordenadores portátiles actuales con las prestaciones de tipo tablet. Los dispositivos Ultrabook ofrecerán una experiencia segura y una gran capacidad de respuesta en unos diseños finos, ligeros y elegantes a unos precios muy competitivos. 

Para ayudar a hacer realidad este objetivo, Intel Capital ha creado el Fondo Ultrabook para invertir en compañías especializadas en tecnologías de hardware y software centradas en mejorar la interactuación de las personas con los Ultrabooks,  para lograr el uso de dispositivos a lo largo de todo el día mediante unas baterías de mayor duración, unos diseños físicos innovadores y una mayor capacidad de almacenamiento.  El objetivo del Fondo – al que se aportará capital a lo largo de los próximos 3-4 años – es la creación de un ciclo de innovación y de unas capacidades de sistemas para esta categoría de dispositivos móviles nueva y en crecimiento.

“Los Ultrabooks están a punto de convertirse en un área importante de innovación en el sector mundial de la informática valorado en $261.000 millones de dólares”, afirmó Arvind Sodhani, presidente de Intel Capital y vicepresidente ejecutivo de Intel. “El Fondo Ultrabook de Intel Capital se centrará en invertir en compañías que van a revolucionar la experiencia informática y en transformar los ordenadores móviles actuales para convertirlos en los próximos dispositivos que todas las personas desearán tener”.

“En 30 años de innovación, el PC se ha convertido en el dispositivo Darwiniano decisivo e Intel se está esforzando de nuevo para reinventar la informática móvil”, indicó Mooly Eden, vicepresidente y director general de PC Client Group en Intel. “En 2003, la combinación de la tecnología Centrino de Intel con capacidad Wi-Fi incorporada junto a los $300 millones de Intel Capital en inversiones en proyectos empresariales y en otras acciones para promover el sector, permitió el cambio desde los PC de sobremesa a la informática móvil en cualquier momento y lugar. Nuestro comunicado de hoy se ocupa de las importantes inversiones de Intel para lograr la siguiente transformación histórica en informática”.

Intel tiene una estrategia de tres fases clave para acelerar su objetivo para esta nueva categoría de dispositivos.

Los esfuerzos de la compañía comienzan a hacerse realidad este año con la segunda generación de la familia de procesadores Intel Core de Intel. Esta familia de productos permitirá la creación de diseños delgados, ligeros y gran acabado con menos de 21 mm (0,8”) de grosor a unos precios muy competitivos. Los sistemas basados en estos chips se encontrarán disponibles para la temporada de compras navideñas de 2011.

Para la distribución de los dispositivos Ultrabook este año ha sido necesaria una importante colaboración por parte de todo el sector de la informática.  Intel ha colaborado muy estrechamente con sus clientes para asegurar que estos dispositivos proporcionen un  valor único y muy atractivo a los consumidores. Asimismo, muchas OEM han colaborado en este esfuerzo desde las primeras etapas.

La segunda fase del objetivo de Intel se centra en la siguiente generación de la familia de procesador de Intel con nombre de código “Ivy Bridge”, que podría encontrarse disponible en los sistemas durante el primer semestre de 2012. Los ordenadores portátiles basados en “Ivy Bridge” ofrecerán una mayor eficiencia energética, más rendimiento visual inteligente y una mayor capacidad de respuesta y seguridad.

Los productos de Intel estimados para 2013 – con nombre de código “Haswell” – representan el tercer paso en el avance de los dispositivos Ultrabook y se espera que reduzcan el consumo de energía a la mitad del punto de diseño térmico de los microprocesadores actuales.