Kinect para la Xbox One estará a la venta desde octubre


El anuncio busca complementar la nueva edición de la consola, vendida sin Kinect y a un menor precio que el de su lanzamiento en noviembre pasado.

En mayo de 2013, cuando Microsoft presentó la Xbox One, la compañía comentó que parte clave de su estrategia era que Kinect se vendía con la consola. La nueva Xbox no podría funcionar sin el periférico. Pero los números iniciales de venta motivaron un cambio de idea de la compañía, que la hizo lanzar una Xbox One sin el accesorio en junio pasado.

Ahora Microsoft completó su nueva estrategia para posicionar la Xbox One, al anunciar que venderá Kinect de forma independiente desde el próximo 7 de octubre (en Estados Unidos).

El equipo tendrá un precio de US$ 150, por lo que si a un usuario le interesa usar Kinect, comprar el paquete que lo incluye junto a la consola sigue siendo más económico, vendiéndose a US$ 500 (la versión de Xbox One sin Kinect se vende a US$ 399).

En este nuevo modo de venta, Kinect incluye una copia del juego "Dance Central: Spotlight", que será lanzado el próximo martes 2 de septiembre y que incluye 10 canciones. Los jugadores podrán comprar más temas en la tienda de Microsoft.

El anuncio se hace a menos de una semana del arribo de la Xbox One a Chile. La consola estará a la venta desde el próximo martes, aunque ya está disponible en preventa, con versiones con y sin el accesorio.