La canción del verano: Kebab rap


Durante meses, el vendedor de kebab Lil’Maaz entretenía a los clientes con un improvisado rap sobre los méritos de su grasiento bocadillo. Ahora, el joven de 27 años tiene un contrato con la discográfica EMI y miles de personas en Francia conocen su «Kebab rap», el gran éxito del verano francés.

Cortando trozos de carne de un gran asador, Lil’Maaz, cuyo nombre real es Yilmaz Karaman, dice que su rápido ascenso desde un bar en el norte de París a las tiendas de discos de Francia y al estrellato en internet comenzó como una broma.

«Sólo lo hacía para divertirme,» dijo a Reuters desde detrás de una barra en la que se exponen ensaladas, tomates, cebollas y salsa picante.

Karaman explicó que se ponía a cantar espontáneamente cuando los clientes pedían un kebab y después los empleados de un pequeño estudio de grabación próximo al local lo escucharon ‘rapeando’ mientras almorzaban.

Entonces invitaron al cantante, que llegó a Francia procedente de Turquía hace sólo tres años, a su estudio y lo ayudaron a elaborar un vídeo para internet.

«Hicimos el clip con gente que trabajaba aquí en la tienda de kebab y Lil’Maaz pidió a algunos clientes que participasen en él,» dijo Matt Delavego, del estudio.

El rap kebab de Lil’Maaz siguió al éxito en internet de «Marly Gomont,» un rap alegre sobre la vida de la única familia negra en un pequeño pueblo francés que ha convertido en una estrella al amateur Kamini.

«Mange du Kebab» («Coma kebab») (www.mangedukebab.com), en la que aparece Lil’Maaz rapeando detrás de su barra, consiguió un éxito instantáneo con 200.000 visitas al video en internet durante el primer fin de semana, dice el cantante.

«¡Cada día, su fiesta kebab!,» canta y baila Lil’Maaz en el clip.

El vídeo atrajo la atención del sello discográfico EMI, que ha producido un single con Lil’Maaz, presentado esta semana.

Lil’Maaz, que llegó a Francia después de trabajar en turismo en Turquía, no sabía cuántos discos habían vendido ya, pero dijo que su éxito le parecía abrumador.

Sin embargo, dijo que no estaba seguro de que su carrera sirviese como modelo para otras promesas del rap.

«No estoy seguro realmente de que sea un ejemplo,» dijo. «Yo estaba vendiendo kebab y sólo tuve un montón de suerte.»