La consola Wii engancha a los jubilados estadounidenses


wii-familiaHasta hace dos semanas, Ruth Ebert nunca había tenido ni el más mínimo interés en los videojuegos, el juguete preferido por su única nieta, informa la agencia Reuters

Agencias – «Tengo 82 años, por lo que he perdido esa parte de nuestra cultura. Series, sí. Videojuegos, no», dijo Ebert, que ha empezado a jugar con un juego de tenis de la nueva consola de Nintendo Wii en un hogar de jubilados de Virginia, en Estados Unidos.

«Es divertido, porque normalmente no soy el tipo de persona que hace eso», afirmó Ebert, sosteniendo los mandos de la consola y comenzando una partida.

«Jugué al tenis, si quieres llámalo así, en el colegio. Me divierto mucho haciéndolo».

Ebert mueve el control de la Wii como una raqueta de tenis y dijo que jugando recuerda cómo se sentía durante aquellos años.

Nintendo está intentando expandir un mercado de 30.000 millones de dólares más allá de los niños y los jóvenes, que constituyen el centro de sus usuarios.

Y los juegos de la compañía – que fue una empresa alternativa con juegos divertidos y de alta calidad en los que había personajes poco habituales como fontaneros en Mario Bros – ha conmocionado la industria de los juegos con el inesperado y descontrolado éxito de la Wii.

La consola de 250 dólares ha robado el protagonismo a las máquinas de Microsoft Xbox 360 y de Sony PlayStation 3, muchos más poderosas pero también mucho más caras.

Mientras estos rivales se centran en mejorar los gráficos y las cualidades más avanzadas, Nintendo se centra en hacer del juego algo más fácil, más intuitivo y más atractivo para el mercado de masas.

La Wii vendió más que las consolas de Microsoft y Sony en enero y febrero y está generando un gran interés en consumidores que van desde monjas a pacientes de cáncer a niños pequeños.

Existen fiestas de Wii y concursos de bolos del juego de la consola. Los jugadores, que parecen en ocasiones abobados y ocasionalmente se lesionan en juegos apasionados, suben vídeos de sus payasadas a una variedad de páginas web como GameTrailers.com y YouTube.

Pero es entre los jubilados donde más sorprende su éxito.

«Me ha parecido genial», afirmó Ted Campbell, de 77 años, que la semana pasada jugó por primera vez con la Wii en la residencia de Springfield, en Virginia, en la que también está Ebert.