La Ley de los seis avisos contra la piratería entra en vigor en Estados Unidos


software-pirata

La conocida como Ley de los seis avisos, creada para combatir la descarga ilegal de archivos con copyrigth, entra en vigor en Estados Unidos. La entrada en vigor de esta normativa lleva retrasándose más de un año pero parece que esta vez sí se llevará a cabo.

   Con este nuevo sistema, que fue anunciado en el verano de 2011, las compañías proveedoras de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) avisarán a los usuarios cuando descarguen algún archivo ilegalmente. Según Torrent Freak, los usuarios de BitTorrent serán los primeros en recibir estas advertencias. Después de varias advertencias los subscriptores serán castigados, aunque aún no se sabe como.

   Esta medida ha sido creada por los cinco proveedores más importantes de Internet de Estados Unidos, Verizon, AT&T, Time Warner Cable, Comcast y Cablevision. Estos ISP pusieron en marcha el Centro de Información sobre Derechos de Autor (CCI) y acordaron un sistema para educar y rehabilitar a los infractores. Quieren hacerles ver que su comportamiento es inaceptable y que, después de cinco o seis infracciones, pueden tomarse represalias contra ellos. 

   "En los próximos días nuestros ISP participantes comenzarán el despliegue del sistema", ha anunciado el director ejecutivo del CCI, Jill Menor. "Esto significa que nuestros socios comenzarán a enviar los avisos de las supuestas infracciones de derechos de autor a los ISP y los proveedores de Internet comenzarán el reenvío de esos avisos en forma de alertas de copyright a los consumidores".

   Sin embargo por el momento los ISP no han notificado las medidas de mitigación que tomarán, aunque según ciertas informaciones filtradas, concretamente AT&T bloqueará el acceso de los usuarios a algunos sitios webs hasta que estos realicen un curso sobre derechos de autor.

   Por su parte, Verizon puede que ralentice la velocidad de conexión de los usuarios que descarguen ilegalmente de forma repetida y Time Warner Cable interrumpirá temporalmente el servicio de Internet para sus usuarios.

   Junto a estos castigos, los proveedores de Internet tendrán que avisar a los propietarios de los derechos de autor de los archivos que se están descargando qué usuario está haciendo un uso indebido de ellos y proporcionar su dirección IP. La MPAA y la RIAA podrán utilizar esta información para pedir los datos personales del titular de la cuenta.

   Pero este sistema puede no ser el definitivo para acabar con la ardua lucha contra la piratería ya que es muy fácil para los usuarios saltarse el sistema.