La NSA ayudó a detener a fundador de Megaupload


dotcom

De acuerdo a la más reciente investigación de un periodista de Nueva Zelanda, el servicio de inteligencia de aquél país, la GCSB, trabajó en conjunto con la red de vigilancia de la NSA para investigar y atrapar al fundador del portal Megaupload, Kim Dotcom.

Según el informe que cuenta con declaraciones juradas de empleados de la NSA, existe un acuerdo de intercambio de inteligencia y de datos entre Estados Unidos, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Reino Unido. El documento sugiere que fue esta iniciativa la que se aprovechó para atrapar al supuesto cibercriminal de origen alemán.

La relevancia del caso reside en que, al contrario de lo que sugiere el gobierno estadounidense acerca del uso de la información recopilada por la NSA, ésta puede usarse en contra de individuos que no afectan situaciones militares, de contraespionaje o entorpecen la lucha contra el terrorismo, supuestos únicos objetivos de la cibervigilancia emprendida por el gobierno estadounidense.

Por otra parte, Kim Dotcom, quien actualmente lucha por no ser extraditado a Estados Unidos para enfrentar el juicio por infringir leyes de derechos de autor a través de su sitio, suspendido desde enero de 2012, Megaupload, demandó a la GCSB bajo alegatos que la vigilancia que sufrió fue ilegal.

Según Dotcom, la agencia neozelandesa no opera con una red propia de espionaje, sino que depende de la información de la NSA para iniciar investigaciones y operaciones de vigilancia.

Asímismo, la única instancia oficial en hacer declaraciones al respecto de la demanda de Dotcom a la GCSB  y la investigación del periodista, ha sido el gobierno de Nueva Zelanda quien, en voz de su primer ministro, declaró que es cierto que su país intercambia información con otros países, pero que desconoce las formas de la NSA para recabar su información.