La seguridad en el móvil, objetivo de hackers e informáticos


seguridad-movil

Los teléfonos móviles, que durante mucho tiempo han sido considerados a salvo de las crecientes amenazas para la seguridad informática, se han convertido en objetivo clave de los ‘hackers’ y son una preocupación cada vez mayor para los departamentos corporativos de tecnología de la información.

Aunque el primer virus móvil se remonta a junio de 2004, los riesgos de hackers siguen siendo limitados por el tamaño relativamente pequeño del mercado.

Sin embargo, esta situación ha cambiado recientemente con el incremento del segmento de los teléfonos inteligentes o ‘smartphones’, que este año superó al mercado de ordenadores personales, y el nuevo software dominante, el Android de Google.

La emergencia de pagos a través del móvil, que permiten a los consumidores pasar sus teléfonos por una caja registradora, está despertando el interés de hackers y ladrones de datos.

«La seguridad en los móviles se ha convertido en una preocupación importante dado que las transacciones por smartphones tienen ahora un valor mucho mayor, incluido el acceso a datos corporativos, finanzas personales y compras online», dijo Steven Nathasingh, responsable de la firma de investigación estadounidense Vaxa.

La mayoría de los consumidores no han protegido sus teléfonos. Menos del 5 por ciento de los smartphones y tabletas están dotados con software de seguridad, según Juniper Research.

La firma de investigación espera un incremento en la demanda, y que el mercado total anual para software de seguridad en móviles crezca a 3.600 millones de dólares (2.780 millones de euros) para 2016.

«Dado que cada vez hay más dispositivos que están siendo secuestrados sin conocimiento del propietario, el riesgo de robo de identidad y de los detalles económicos personales se está intensificando», dijo Peter Davin, jefe de Cryptzone.

Un estudio de la consultora Deloitte esta semana mostró que las compañías del sector tecnológico, mediático y de telecomunicaciones esperan que los datos almacenados en los dispositivos móviles del personas serán la mayor preocupación de seguridad en 2012.

«Los empleados deberían ser conscientes de que el uso de un dispositivo personal para acceder a datos corporativos puede tener implicaciones personales también», dijo Davin, de Cryptzone. «Por ejemplo, si se pierde el teléfono, si es robado o tomado de forma clandestina, la organización puede decidir borrar los datos».

Sólo en Estados Unidos se pierden al minuto 113 teléfonos móviles, según la firma de investigación Gartner.

Para la mayoría de los casos, los delincuentes necesitarían instalar un software en el teléfono de la víctima.

Sin embargo, en una convención de hackers esta semana, Karsten Nohl, conocido experto en seguridad en teléfonos móviles, demostró cómo hacerse con el control remoto de un teléfono y enviar mensajes de texto y hacer llamadas desde teléfonos a los que no tenía acceso.

Nohl usó un fallo en la tecnología de red GSM – que usan millones de personas en un 80 por ciento del mercado móvil mundial – que los operadores pueden subsanar en sus redes, pero que muchos de los proveedores no hacen.

[tags]seguridad,movil[/tags]