La victoria de Obama es un triunfo para Silicon Valley


Aunque prevista la victoria de Obama ha llenado de alegría el valle donde se localizan el mayor número de empresas tecnológicas del mundo.

Trabajadores y directivos de compañías tecnológicas han aportado fondos para la campaña de Obama. Ejecutivos han apoyado con más o menos firmeza al futuro presidente aunque sin duda alguna ha sido Eric Schmidt el que con más ahínco ha apostado por su elección.

Esta identificación con Obama quedó demostrada cuando ZDNet publicaba un reportaje en el que se afirmaba que el 90% de los donativos de campaña hechos por empleados de Apple, Google y otras grandes firmas tecnológicas estuvieron destinados al candidato demócrata.

Si bien, gran parte de ese apoyo podría deberse a las simpatías hacía el partido demócrata de los integrantes de la comunidad tech, también ha influido de manera muy importante el que Obama asumiera gran parte de los reclamos del sector «Tech» en su programa político.

Un compromiso que refrendó Obama durante un discurso pronunciado en la sede de Google y que posteriormente fue resumido en un video de un minuto que fue colgado en Youtube durante el pasado fin de semana.

En resumen, las propuestas de Obama son las siguientes:

– Fomento y mejora de las infraestructuras en telecomunicaciones a fin de garantizar que todos los estadounidenses tengan acceso a la banda ancha.

– Duplicar los fondos federales para la investigación

– Publicar en Internet toda la información del Gobierno federal en formatos abiertos. Esto significa el acceso para todos los ciudadanos a todo tipo de información sobre concursos, contratos, negociaciones… Es decir una mayor transparencia en la gobernabilidad del país.

– Facilitar los medios para que los ciudadanos puedan comentar y analizar las propuestas e iniciativas legislativas colgándolas en internet y facilitando medios para la participación online.

– Neutralidad de la red, uno de los mayores caballos de batalla del sector Tech y máxima preocupación de Schmidt. Hay que recordar que el CEO de Google ha venido apoyando económicamente todo tipo de iniciativas en este sentido.

-Creación de la figura del «Chief Technology Officer» nacional para dirigir e impulsar todas estas medidas.

Durante la campaña, Obama ha demostrado un claro conocimiento de la importancia del «ciudadano conectado» y ha impulsado todo tipo de iniciativas para acercarse a él y conseguir su voto. Blogs, presencia en redes sociales, uso de «iconos» como el iPhone o publicidad en videojuegos…

Mientras que MCcain y su antigua contrincante destinaban el grueso de su inversión publicitaria en los medios tradicionales, Obama aportó grandes sumas a blogs y redes sociales consiguiendo un increíble apoyo por parte de los bloggers a su campaña.

No todo son alegrías

Desde otros sectores del sector Tech se está a la espera de ver como se traduce ese cambio y si el apoyo de Silicon Valley puede pasarles factura.

Entre las patatas calientes que tendrá la nueva administración figuran la criticada alianza entre Google-Yahoo!, la relación con Microsoft (perseguida en tiempos de Clinton y poco amigo del consejero tecnológico del presidente electo) y por supuesto como tema más candente la crisis económica y el mercado bursátil.

Algunos sectores opinan que Obama, sin ataduras ni presiones, es el más indicado para seguir adelante con los planes iniciados para reflotar la economía y que posiblemente podamos hablar de fin de la crisis a mediados del 2009. Aunque otros opinan que una política intervencionista puede, por el contrario, hundir más la inversión en el mercado. Veremos, cual es hoy la reacción de los mercados y como «se toman» el cambio de inquilino en la Casa Blanca.

[tags]Obama,Intenet USA[/tags]