La Web 2.0 francesa crea una asociación


Los proveedores de acceso a Internet tienen la Asociación de proveedores de acceso y servicios Internet (FAI). Los operadores telecomunicaciones tienen la Federación francesa de las telecomunicaciones (FFT). Los sitios de alojamiento de contenido tienen ahora la Asociación de los servicios Internet comunitarios (ASIC).

La Asociación esta formada, en un primer momento, por AOL, Dailymotion, Yahoo!, Google y el sitio de comercio electrónico PriceMinister.

Los promotores de la asociación tienen en común la defensa de una red abierta en la que sean los propios usuarios quienes aporten parte del contenido. Además, insisten en que gran parte de su actividad es la de la intermediación de contenidos, es decir, publican contenidos que son producidos por usuarios y en los que ellos no han participado en su elaboración enfocándose exclusivamente en su difusión.

Algunos de los promotores de la asociación ya pertenecen a otras agrupaciones empresariales. Así, por ejemplo Priceminister esta asociada a la Fevad (Federeación de comercio electrónico y venda a Distancia), AOL a la FAI... etc.

La diferencia entre estas y la nueva asociación es que está se enfoca principalmente a una de las características claves de la Web 2.0, la interactividad y la generación de contenido por parte de los usuarios.

Normas y autorregulación

Las empresas asociadas tendrán una voz común ante la administración y regularan su propia actividad a través de distintas normas que serán aplicadas por todas ellas. La primera, en la que ya están trabajando, son unas normas de conducta relacionadas con la publicación de contenidos online.

"No todo puede ser publicado online", dijo un portavoz de la recién creada asociación. En este código de conducta se explicará a los usuarios que contenidos pueden ser publicados y cuales no. Destaca la protección a la infancia, datos personales, a la vida privada y por supuesto todo lo relacionado con la propiedad intelectual como falsificación de productos o robo de marcas comerciales.

Los integrantes de la Web 2.0 se animaron a avanzar en las conversaciones que ya venían manteniendo al conocerse el acuerdo que firmaron el Gobierno con las Gestoras de derechos de autor, Industria discográfica y la FAI (Proveedores de acceso Internet). Tal como ya se reseñó en su momento, en el acuerdo a tres bandas no se encontraban presentes ni los consumidores ni tampoco los portales participativos, blanco de las criticas de autores e industria multimedia.

Creen que si esta asociación hubiese sido creada con anterioridad hubieran podido participar en las discusiones que llevaron a la firma del acuerdo en "defensa de la propiedad y los derechos de autor". "Hubiésemos podido hacer oír nuestra voz", algo que no fue posible al no existir un portavoz común de la web participativa..