Lara Croft Tomb Raider Anniversary, evolución de un personaje mítico


lara-croft-evolucion-cap

De entrada Toby Gard, el creador de Lara Croft, tenía muy claro cómo quería que fuese Lara – su objetivo inicial era hacer un tipo de protagonista de videojuegos totalmente diferente.

Una mujer de aspecto muy real, en contraste con el resto de personajes de videojuegos femeninos ideados hasta la fecha. Las mujeres, dentro de los juegos, se habían limitado a papeles de damiselas en peligro o arpías dominantes cuyo único propósito era ser un contrapunto de burla. Lara, sin embargo, iba muy en serio.

Al principio, Toby tenía pensado crear una asesina extremadamente peligrosa de la que la gente huyera despavorida, pero al mismo tiempo debía ser terriblemente educada.

lara-croft-evolucion-01

lara-croft-evolucion-02

 

 

 

lara-croft-evolucion-03

 

El arte conceptual original muestra a Lara con un aspecto realmente agresivo

El personaje en el juego original fue creado con 400 polígonos, cifra establecida por la limitada capacidad de PlayStation para manejar frames por segundo, un número decente de cuadros (frames) se utilizaba para el entorno restante y los enemigos. Partiendo de esta limitación para crear y diseñar la apariencia física de Lara, habría que dotarle de una apariencia exagerada con el fin de dejar claro en el juego que era una mujer.

No había suficientes polígonos para definir completamente las articulaciones de Lara, por lo que el modelo original no tenía dedos en las manos y en los pies, ni siquiera, boca o mandíbula.

lara-croft-evolucion-04

 

Desde los comienzos se planteó que Lara tuviera el pelo largo (de hecho así se mostraba en las secuencias cinemáticas, el modelo de Lara para las mismas estaba realizado con una resolución de hasta 800 polígonos) pero el pelo requería una simulación física y el equipo no dispuso del tiempo necesario para crear un programa que se encargara de recrearlo dentro del juego, por ese motivo Lara lucía una pequeña coleta. El pelo largo de Lara no aparece como tal en un juego hasta la segunda entrega.

 

La entrada en TR1

Lara se convirtió, también, en una experta en municiones, con su propio lanzacohetes y granadas a la espalda. Debido a las dificultades técnicas, las granadas nunca aparecieron dentro del juego, pero resultó todo un acierto su inclusión en Tomb Raider: Legend. En principio las armas identificativas de Lara eran dos uzis, pero como no estaban disponibles hasta el final del juego, el arma con la que todo el mundo asocia a Lara son las dos pistolas.

lara-croft-evolucion-05

Lara ha evolucionado.

 

lara-croft-evolucion-06

Ahora el personaje de Lara está desarrollado con más de 7000 polígonos, la protagonista de Tomb Raider: Anniversary puede expresar emociones entremezcladas, posee un realista y variado rango de movimientos. Sus movimientos corporales son fluidos y naturales y su pelo también posee movimiento propio.

Ahora parece más real.

Ahora interactúa dinámicamente con el entorno, su vestimenta sufre daños y se ensucia, y tanto su pelo como su vestimenta se humedecen cuando Lara nada, su respiración produce vaho en ambientes fríos.

Los movimientos que puede realizar se inspiran en la configuración original, si bien ahora puede encadenar múltiples movimientos y sus capacidades atléticas son mayores.

Ella suele utilizar saltos mortales y volteretas para esquivar el fuego enemigo, hacer el pino para subir repisas, puede escalar por cuerdas verticales, balancearse sobre cuerdas horizontales e, incluso, saltar y hacer equilibrio sobre ellas, y acceder a las más pequeñas plataformas aisladas como si fuera un pájaro.

Lara posee también elementos a su entera disposición. Un gadget que se mostró por primera vez en las secuencias cinemáticas del Tomb Raider original, el garfio magnético, ahora se ha convertido en realidad dentro del juego. Incluido en Tomb Raider: Legend, Lara lo utiliza para balancearse a través de los abismos o para atraer objetos hacia su posición. Por primera vez en Anniversary, puede utilizarlo también para escalar muros.