Las Bebidas del Verano: el Kalimotxo y sus variantes


La bebida más popular del verano en unas recetas extraídas de Juventud Alkohólika

Kalimotxo

El kalimotxo es una de las bebidas más populares para consumir en cantidades industriales y para acompañar a los juegos alkohólikos. Está siempre presente en todas las fiestas veraniegas y en los bares y mesones donde se junte la peña a beber alrededor de una mesa.

Se trata de una bebida barata, para beber en cantidad, con resacas bastante cabezonas.

Tiene entre 5 ~ 6 %Vol de alkohol. Ingredientes

El kalimotxo se hace con vino tinto y Coca Cola.

  • El vino debe cumplir las siguientes condiciones:
  • Debe ser malo y esto es fundamental, porque con el vino bueno el kalimotxo sabe peor y encima estás desperdiciando un vino que se debe beber sólo.
  • Mejor que tire a amargo, ya que la Coca Cola es dulce y así se compensa.
  • Envasado en brik. Además de ser muy cómodo suele ser mejor vino para el kalimotxo, seguramente porque sólo se envasan en brik los vinos malos.
  • También es importante que de esta manera hay 1 litro justo y es más fácil calcular la mezcla.
  • Una cosa es malo y otra asqueroso, tampoco compres meada de burra por ahorrar unos duros.

La Coca Cola es muy importante:

  • Ante todo debe ser Coca Cola, Coca Cola. Nada de Cola Pumba o Super Cola, que luego no hay quien se beba el kalimotxo, por llamarlo de alguna forma. Las colas de otras marcas tienen un sabor dulzón que destroza la mezcla y se reconoce a distancia.
  • A falta de Coca Cola, que a veces se acaba en los hipers, siempre queda la Pepsi, que se defiende pero tiene demasiado gas desde que la cambiaron y desde luego se nota que no es lo mismo.
  • Mejor en botella de 2 litros, muy manejable. Una pena que desaparecieran las botellas de 2 1/4 l.
  • La Coca Cola light es veinte veces más dulce que la normal y eso que no tiene azúcar. El kalimotxo queda dulzón.

La Pepsi Boom es realmente intragable mezclada con vino.

Preparación

El kalimotxo debe prepararse con esmero, para evitar que pierda todo el gas y conseguir que mantenga todo su sabor.

Partiendo de que tenemos una botella de 2 litros de Coca Cola y 2 briks de vino malo, deberemos seguir los siguientes pasos:

Se necesita un recipiente para mezclar, que dependiendo de la ocasión será:

  • Una botella de agua, si se han comprado los litros en el super o en un hiper para ir de fiesta. Es importante acordarse siempre del agua, para no lamentarse más tarde.
  • Una jarra o botella vacía si se está en casa preparando una fiesta.
  • Si te olvidas de comprar la botella de agua y no tienes una jarra a mano tendrás que usar la imaginación. Se suele usar una bolsa del hiper, un brik vacío o cualquier otra cosa donde puedas meter un litro de cola. También se puede tirar un litro de cola, pero al final tendrás 2 litros menos de kalimotxo.
  • Lo primero es echar algo más de la mitad de la botella de cola en la botella de agua (vacía, claro) o en la jarra (que luego no se podrá usar).
    Después se echa el litro de vino de un brik en la botella de cola y se rellena lo que falte con la cola que habíamos quitado.
  • Se cierra la botella y se le dan 4 vueltas, sin agitar, para que se mezcle bien, pero que no pierda el gas. Se abre un poco el tapón para que eche el gas que tenga y no debería salirse si se ha hecho con cuidado.
  • Y ya tenemos una de las botellas de kalimotxo lista para beber.

La segunda se prepara de forma parecida, pero teniendo que esperar a que se acabe la primera, a no ser que tengamos otras vacías.

Es importante cuando se mezcle en botellas vacías echar primero el vino y luego la cola, porque si lo hiciéramos al revés quitaríamos todo el gas a la cola.

Tradiciones

El kalimotxo se bebe desde tiempos inmemoriales (vamos, que no me acuerdo) y hay que respetar la forma de mezclarlo.

  • Se debe conservar la receta original.
  • Últimamente se está poniendo de moda pintar el kalimotxo con licores variados como mora, manzana, etc… que le dan un sabor ligeramente distinto. Digamos que esto es sólo una falta leve.
  • Más grave es sin duda revolver el kalimotxo y agitarlo hasta que pierda todo el gas y parezca caldo.

La cata del kalimotxo es importante y se puede llegar a reconocer uno bueno de uno malo con un poco de práctica:

  • Se olfatea ligeramente, lo que permite apreciar si el vino es amargo y si hay suficiente cantidad.
  • Se prueba un pequeño trago, ideal para comprobar si la cola es de la buena o es dulzona, aparte de comprobar que tal está el conjunto.

Pitilingorri

Es una variante del kalimotxo mucho menos vista (y bebida) con sabor más amargo.

El pitilingorri tiene 5 ~ 6 %Vol.

Se hace con vino claro malo y refresco de limón.

Muchas veces se compra cuando los supers han agotado las existencias de tinto, algo bastante común en los días de fiestas.

Como tiene vino claro, no hace falta decir decir que deja el estómago algo inestable, provocando un revoltijo importante, con peligro de pota si se bebe en exceso.