Las empresas argentinas están preocupadas por la seguridad informática


seguridad-petitLa protección de la información y la privacidad están entre las mayores preocupaciones sobre seguridad informática de los empresarios argentinos, para quienes los simples virus ya no son los principales dolores de cabeza, según un sondeo .

Agencias – El estudio, de la consultora Ernst & Young, indica que otras preocupaciones para las compañías son el «phishing» (engaño por internet para que la víctima revele sus datos personales) y los «spywares» (programas espías).

El sondeo se hizo entre responsables del área de tecnología de la información de compañías de distintos sectores (servicios financieros, manufacturas, telecomunicaciones y energía, entre otros), un 70 por ciento de las cuales tienen una facturación anual superior a los 300 millones de pesos (unos 100 millones de dólares).

Sobre las medidas tomadas para evitar los riesgos informáticos, el 62 por ciento de los consultados dijo que implantó una política proactiva para la protección de la información corporativa y la privacidad de los datos mediante la aprobación de procedimientos internos y la mejora de la tecnología y la eficiencia de las operaciones.

Con respecto a cuáles son las nuevas tecnologías que más preocupan a los empresarios en términos de seguridad, un 63 por ciento señaló a la móvil (PDA, «smart phones», celulares, etcétera) y un 47 por ciento citó los «pen drives» y discos portátiles.

Un 60 por ciento mencionó las redes inalámbricas, un 40 por ciento los servicios de internet, un 27 por ciento la telefonía por internet, un 23 por ciento las aplicaciones web, y un 10 por ciento los programas de «intercambio P2P» y servidores virtuales.

Un 50 por ciento de los encuestados admitió que la empresa nunca notifica a los accionistas o inversores sobre incidentes en la seguridad informática de la empresa.

Un 42 por ciento afirmó que no realiza informes de estado de los proyectos de seguridad clave de la organización, mientras que la mitad de los consultados no hace reportes sobre el cumplimiento de su política de tecnología de la información.