Las empresas participadas por el Capital Riesgo aumentan la plantilla una media de 15%


empleo

El capital riesgo creó entre 1995-2007 más de 200.000 puestos de empleo en España

La importancia que tiene el capital riesgo como fuente creadora de empleo dentro de la economía ha sido uno de los temas tratados durante la ponencia “Perspectivas del Capital Riesgo ante la crisis y su papel en la empresa familiar” que ha tenido lugar hoy en la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros de Valencia. En la jornada han intervenido Antonio Ortega, Secretario General de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI), Vicente Esteve, Socio Director del Área de Corporate de Avela Corporate Finance y Jaime Olleros, Socio fundador de Avela Corporate Finance y de Olleros Abogados.

Las cifras demuestran claramente la importancia estimuladora que tiene el capital riesgo en la economía ya que las empresas que acuden a este tipo de financiación suelen ser compañías muy dinámicas, de rápido crecimiento y que además crean empleo a un ritmo superior a las demás compañías. Además, estas empresas suelen invertir con mayor fuerza en plantas y equipos y experimentan un rápido crecimiento de sus exportaciones.

Según el último estudio de impacto realizado por ASCRI y Web Capital Riesgo, pone de manifiesto el papel dinamizador que tiene el capital riesgo en la economía como fuente generadora de empleo no sólo entre las empresas de corte familiar sino también en aquellas que son de reciente creación. En las empresas participadas por el capital riesgo, las conclusiones del estudio demuestran que las plantillas crecen de media un 15% frente a un 4% en aquellas empresas que no son financiadas con capital riesgo.

En otras áreas, el impacto económico también es muy superior cuando se comparan los datos con las empresas sin ninguna vinculación al capital riesgo. En ventas por ejemplo, el crecimiento de media es del 13,5% en empresas financiadas por capital riesgo con respecto a ellas que no lo son. Asimismo, en el apartado de los resultados brutos, estos son del orden de 14% y 6% de crecimiento respectivamente.

“La clave de las empresas sujetas a financiación con capital riesgo suele estar un equipo directivo competente, comprometido y profesional,” ha comentado Antonio Ortega. “Son proyectos de empresa a largo plazo con capacidad de crecer y desarrollarse en el corto-medio plazo”, añade.

Por su parte, Vicente Esteve de Avela Corporate Finance, ha incidido en la importancia cada vez más creciente que tiene la entrada de fondos de capital riesgo en la financiación de la empresa familiar, un sector que supone el 85% del tejido industrial de España con una facturación cercana al 70% del PIB y generan más de 13 millones de empleos. Concretamente, en la Comunidad Valenciana un porcentaje importante de las 300.000 pymes que existen son empresas familiares.

“Nuestra economía está atravesando un momento complejo con la crisis y nuestras empresas se enfrentan a infinidad de retos como internacionalizarse, profesionalizarse, innovar y aumentar su tamaño para trascender el mercado local y competir en un mercado global”, señala Vicente Esteve.

“El capital riesgo es una fuente cada vez más importante de financiación en la empresa familiar en la Comunidad Valenciana”, apunta Esteve. “En este entorno, las empresas de capital riesgo se revelan como un compañero de viaje, socio financiero y asesor de primer nivel ya que ayudan en recursos financieros, en profesionalización, en networking, en crear estructuras de gobierno sólidas y eficientes, en la internacionalización y en fomentar procesos de consolidación que generen mayor tamaño”, añade.

Entre los retos, Esteve cree que el capital riesgo puede facilitar los procesos de sucesión en los que las empresas familiares se pueden encontrar inmersos, contribuyendo incluso a servir de puente entre generaciones, incentivando asimismo la adopción de métodos profesionalizados de gestión del negocio. Según Esteve, “el capital riesgo en la Comunidad tiene mucho margen de aportación de valor a las empresas, y ya existen casos de éxito en los que las empresas han recurrido al capital riesgo aportado por fondos valencianos y nacionales”.

Evolución del sector

La ponencia también ha destacado cómo el capital riesgo en España ha tenido un crecimiento sustancial. Así, desde 1987 el número de empresas dedicadas a capital riesgo ha pasado desde las 25 empresas hasta 187 en el año 2010. Asimismo, y a pesar de la coyuntura, el sector se mantiene con firmeza, contabilizando a mediados de 2010 con 23.487 millones de euros gestionados.

Concretamente en la Comunidad Valenciana, según los datos reflejados en la ponencia, la cartera de empresas financiadas por el capital riesgo asciende a 878 millones de euros repartidos en 153 empresas, lo que representa el 5,3% del total de la cartera de participadas en España.
Destaca que en torno al 70-75% del total de las operaciones de financiación por el capital riesgo reciben capital por importe inferior al millón de euros. Sin embargo, las operaciones superiores a los 10 millones de euros se han visto afectadas por la actual coyuntura, con 40 operaciones realizadas en España en 2009 frente a 55 en 2008 y 70 el año anterior. Sin embargo, Ortega observa signos de recuperación, con un leve repunte de las operaciones por encima de los 10 millones de euros durante el tercer trimestre de 2010 y finaliza apuntando que la “flexibilidad y la imaginación son necesarias para aprovechar las oportunidades inherentes al cambio económico”.

[tags]Capital Riesgo[/tags]