Lenovo confirma su interés por comprar Packard Bell


lenovo-packard bell-petitEl grupo chino Lenovo, el tercer fabricante mundial de ordenadores personales, se apresta a consolidar su posición en Europa a través de la compra del fabricante europeo de PC Packard Bell, con quien se halla en negociaciones exclusivas.

Packard Bell, que posee una importante fábrica en Angers (Francia) y tiene su sede en Holanda, es uno de los principales fabricantes de ordenadores para el gran público en Europa. Reivindica una fuerte presencia en Inglaterra, Francia, Bélgica, Holanda, España y Noruega. Tiene cerca de un millar de empleados en Europa, de los cuales más de la mitad en Francia y registró una facturación de unos 1.500 millones de euros en 2006-2007.

El dueño de Packard Bell es el chino-estadounidense Lap Shun (John) Hui, cofundador del fabricante de PC eMachines y accionista del estadounidense Gateway, que compró en septiembre de 2006 al grupo informático japonés Nec. El monto de la operación no fue divulgado, pero los expertos hablaron en su momento de 87 millones de dólares.

El fabricante chino de material informático indicó esta semana que «su consejo de administración está en discusiones con una tercera parte independiente sobre la adquisición eventual de Packard Bell«. Pero la compra «puede concretarse o no», precisó. Una portavoz de la compañía en Hong Kong señaló simplemente que esta tercera parte era «el propietario y vendedor».

«Pensamos que la adquisición propuesta crearía una combinación ganadora, de donde saldría una fuerte presencia en el mercado y ventajas competitivas, particularmente en Europa Occidental», dijo la portavoz del grupo chino, Angela Lee.

Aunque aún es poco conocida en Europa, Lenovo, que emplea a unas 19.000 personas en el mundo, es uno de los líderes de PC, sobre todo desde su compra de la rama de PC de IBM, en diciembre de 2004. Número tres mundial por detrás de Hewlett-Packard y Dell, con un 8% de participación de mercado en el segundo trimestre de 2007, tuvo una facturación de 14.600 millones de dólares en 2006-2007, en alza del 9,9%. Europa representó entonces apenas un 20,5% de sus ingresos, contra un 38% en China.

«El objetivo de Lenovo es crecer más rápido y de manera más rentable que la competencia al proponer los mejores ordenadores personales (…) y una combinación de Lenovo y Packard Bell entraría plenamente en las prioridades de su crecimiento estratégico», subrayó Angela Lee.

El grupo, cuya cotización principal se halla en Hong Kong pero con sede en Estados Unidos desde la compra de la rama de microinformática de IBM, anunció a comienzos de agosto una multiplicación casi por 13 de su beneficio neto en el primer trimestre de 2007.

Lenovo aún lucha por reciclarse tras su incursión en IBM. Debió suprimir unos 1.000 empleos el año pasado y anunció en abril la supresión de otros 1.400 puestos de trabajo, equivalente a un 5% de sus empleados, pero sigue perdiendo dinero en Estados Unidos.