Line & WeChat: los asiáticos a la conquista de Europa


line-wechat

El japonés Line o el chino WeChat, que son populares en sus continentes, tratarán de competir con Facebook y Twitter.


Las redes sociales asiáticas, como el japonés Line o el chino WeChat, populares en su continente, se lanzan a la conquista de los internautas europeos para competir con los gigantes estadounidenses Twitter y Facebook.

WeChat y Line, que ofrecen los mismos servicios —llamadas gratuitas, mensajería instantánea, localización, actualidades— se presentan como un resumen de Facebook, Skype y Whatsapp.

A finales de agosto Line ya sumaba 230 millones de usuarios en el mundo, 47 millones de los cuales en Japón, y lo que es más sorprendente, 15 millones en España.

Para atraer clientes, Line, que pertenece a la filial japonesa del gigante surcoreano de internet NHN Corporation,  se basó en sus asociaciones locales con los principales clubes de fútbol españoles, el FC Barcelona y el Real Madrid, marcas como Coca-Cola o la estrella de tenis Rafael Nadal, que pueden hablar directamente a sus admiradores.

Otra fuerza del servicio de mensajería instantánea lanzada a principios de 2011 son sus "stickers", unas figuritas que sirven para expresar emociones, las cuales se adaptan en cada país a los gustos locales.

"Se apuesta mucho a esta nueva forma de comunicación con los stickers", que en su mayoría son pagos, explicó Sunny Kim, subdirectora general de Line Europa y Estados Unidos.

Estos representan una parte fundamental de sus ingresos (30%). Ocho millones de euros de "stickers" fueron vendidos en julio de 2013, según Line, que tuvo una facturación de 75 millones de euros en el segundo trimestre de 2013.

En lo que respecta a los otros ingresos, 50% provienen de las ventas de juegos integrados a la aplicación móvil y 30% de asociaciones y productos derivados.

"La versión francesa con las adaptaciones locales será lanzada antes de fines de este año con una campaña en televisión y asociaciones", agregó Sunny Kim.

Sea o no una coincidencia, el logotipo verde con una burbuja de conversación dentro de Line está muy cerca del de la red social china WeChat, nacido en enero de 2011.

Este sistema, que ya fue traducido a 19 idiomas, afirma contar con 500 millones de utilizadores, 100 millones de los cuales en el ámbito internacional.

Para difundir su uso, WeChat quiere apoyarse en la diáspora china en el mundo, que hará las veces de relevo.

"Los franceses de origen chino o los canadienses de origen chino, por ejemplo, constituyen verdaderamente el puente entre China y el resto del mundo", opinó Renaud Edouard-Baraud, presidente director general del Taller BNP-Paribas Asia, también socio de WeChat, propiedad del mastodonte del internet chino, que posee también el muy popular servicio de mensajería instantánea QQ.

Para cobrar su servicio, WeChat, que no comunica sus cifras, apuesta a las cuentas de las marcas y la geolocalización para enviar, por ejemplo, ofertas de promoción y atraer, entre otros, a los turistas chinos, cuyo número aumenta considerablemente en Europa.

"Numerosos grupos de lujo franceses tienen una presencia en WeChat en China", confirmó Alexis Bonhomme, responsable de la agencia integrada a la red social para las marcas o entidades extranjeras (aeropuertos, museos, grandes tiendas).