Llega la primera release candidate del próximo sistema servidor de Microsoft


windowsVirtualización y instalación a medida de solamente las funcionalidades necesarias (Server Core) constituyen las novedades más llamativas de esta nueva versión, de la que por el momento podemos ver un boceto.

Guillem Alsina ([email protected]) – Microsoft ha anunciado la disponibilidad de la primera release candidate de Windows Server 2008 (RC0), el sistema operativo que está llamado a ser el sucesor del actual Windows 2003 Server, por el cual -y aunque no lo parezca- ya ha pasado mucho tiempo para un programa informático.

La compañía de Bill Gates ha puesto especial énfasis en difundir a los cuatro vientos que esta versión ha sido construida en base a la gran cantidad de «feedback» (información aportada a modo de sugerencias) proporcionado por los usuarios, algo que recuerda vagamente a la frase hecha «del pueblo y para el pueblo».

La virtualización jugará un rol importante en esta nueva versión servidora de Windows como tecnología de futuro que empieza ya a ser algo cada día más habitual en nuestros centros de datos y servidores corporativos. En este caso, el sistema cuenta con una Community Technology Preview (CTP) de la tecnología de virtualización de servidores de Microsoft cuyo nombre en clave es Viridian, así como también un software ligero (menos de un megabyte) de hypervisor que se ejecuta en un nivel parecido a la de la HAL, entre el hardware y el sistema operativo en sí.

De esta forma, la compañía de Redmond contrarresta a las distribuciones Linux dirigidas al entorno profesional y de servidores que incorporan desde hace algún tiempo soluciones de virtualización, y más a partir del momento en que se ha incluido la solución Xen en el propio kernel (núcleo) del sistema operativo del pingüino.

Los sistemas operativos virtualizados podrán disfrutar de entornos multiprocesador, grandes cantidades de memoria para su uso (más de 32 gigabytes), y soporte a las empresas para migrar los servidores nativos a entornos virtualizados.

La solución de virtualización de Microsoft ofrece soporte para sistemas y hardware de 32 y de 64 bits, y también para dispositivos de almacenamiento en red iSCSI y fibre channel SAN.

Esta nueva versión también lleva incluida la PowerShell, la renovada línea de comandos que ya debería haber visto la luz con Windows Vista y que finalmente se quedó como una descarga opcional. Más cercana a los shells de Unix, la PowerShell será sin lugar a dudas una buena aliada del administrador, que muchas veces prefiere realizar determinadas acciones a través de una línea de comandos debido a su flexibilidad y potencia que a través de la interfaz gráfica. Al igual que las shells homólogas en Unix, la de Microsoft ofrece soporte para lenguaje de scripting, más potente que el de los típicos archivos BAT del antiguo DOS o las herramientas incluidas en las actuales versiones de Windows.

En el terreno de la seguridad se ha añadido la funcionalidad Network Access Protection que permite aislar una máquina del resto de la red local si se la considera no segura o bien ha sido vulnerada por algún tipo de ataque y queremos evitar que se pueda extender la «infección». También nos permite dictar una serie de políticas de seguridad que deben seguir todas las computadoras de nuestra red local y aislar de forma automática a aquellas que no las cumplan.

El trabajo remoto también experimenta un salto adelante cualitativa y cuantitativamente importante, pues a partir de ahora las aplicaciones ejecutadas remotamente en el marco de una conexión Terminal Services se integrarán en el escritorio local del usuario, interactuando con él como si se estuvieran ejecutando en local. También se incluye acceso por web a las aplicaciones, por lo que podremos utilizar un simple terminal con un navegador para conectarnos y trabajar con nuestro servidor, lo que permite reducir los gastos corporativos así como flexibilizar la forma de trabajo.

windows-server-2008

 

Una de las críticas que se podían hacer a Windows frente a los diferentes sabores de Unix para servidores (incluido Linux) es que el sistema de Microsoft instalaba mucho material y servicios innecesarios en un servidor, no permitiendo un grado de optimización como el que facilita Unix. Esto se ha acabado gracias a Server Core, que permite instalar solamente aquellas funciones y servicios necesarios, con lo que incluso podremos llegar a instalar el sistema operativo sin la interfaz gráfica de usuario (GUI) típica de Windows. En este caso el manejo posterior se realizará a través de línea de comandos.

La posibilidad de instalar solamente los servicios necesarios es muy práctica no solamente desde el punto de vista del rendimiento, si no también de la seguridad, pues a menos componentes disminuye la posibilidad de errores. Por ejemplo, si nos encontramos con una brecha de seguridad en el Internet Explorer o en el explorador de ficheros del sistema, esta no tendrá sentido en una instalación sin interfaz gráfica y, por lo tanto, no tendremos que preocuparnos por ella ya que no tendremos instalados ni utilizaremos los componentes afectados.

Otras novedades incluidas en Windows Server 2008 RC0 son:

  • Internet Information Services (IIS) 7.0
  • La nueva arquitectura de permisos de usuario materializada en la UAC (User Account Control) que tantas críticas ha provocado en Windows Vista por lo molesto que resulta estar autentificándose como administrador de la máquina cada vez que queremos llevar a cabo determinadas tareas como la instalación de un nuevo programa
  • Dispone de una instalación más segmentada, que permite instalar en un servidor solamente aquellos servicios que realmente van a funcionar

Más información:

Sitio web de Windows Server 2008