Los australianos son «móvil-dependientes», según un estudio


Cuando se trata de sus teléfonos móviles, los australianos tienen una seria dependencia, según muestra un nuevo estudio.

Agencias – El estudio, llevado a cabo por un equipo de profesores de algunas universidades australianas, es el primero de este tipo en mostrar el impacto social de los teléfonos móviles a un nivel nacional.

El 90 por ciento de los 1.400 australianos encuestados a través de Internet dijeron que sus móviles son una parte esencial de sus vidas.

«El teléfono móvil es una parte indispensable de la vida australiana», dijo el socio del equipo investigador, la Australian Mobile Telecommunications (AMTA) en un comunicado.

«Más de la mitad (un 54 por ciento) de los encuestados creen que el móvil les ha ayudado a la conciliación de su vida personal y laboral», dijo la directora de la investigación, la profesora Judy Wajcman, de la Universidad Nacional Australiana.

Incluso cuando algunos usuarios hacen pocas llamadas desde sus teléfonos móviles, el 28 por ciento menos de una llamada al día, el simple hecho de llevar el teléfono móvil hace que el 75 por ciento de los encuestados se sienta más seguro, según un estudio.

Pero también tiene una parte negativa: los móviles hacen que los australianos tengan que trabajar más porque pueden ser localizados más a menudo, y la mitad de los encuestados se quejan de que han visto aumentada su carga de trabajo. La mayoría de los encuestados dijeron también que no apagan sus teléfonos móviles después de una larga jornada de trabajo.

El estudio forma parte de un proyecto de tres años y ha analizado hasta el momento las respuestas a una encuesta online, que solicita a los participantes que anoten sus llamadas y mensajes de texto más recientes.