Los jóvenes prefieren comprar la lotería de Navidad por Internet


Internet se ha convertido en el canal preferido por los jóvenes para la compra de lotería de Navidad, mientras que se afianza la tendencia de atraer cada año a un mayor número de compradores, según reveló un estudio presentado el miércoles.

Agencias - Este año, siete de cada 10 compradores de lotería a través de la Red, lo harán por primera vez. Las razones que se dan para usar este canal son la comodidad del sistema, la variedad de números o la novedad del servicio. Además, el aumento de confianza en la seguridad de las compras en Internet también influye en este hábito.

El estudio reveló también que el 82,5% de los compradores de lotería en Internet tienen entre 18 y 44 años, y que sólo el 22,2% en este franja de edad utilizan el canal tradicional de compra.

El perfil del comprador en Internet se refiere a un varón de entre 25 y 34 años con estudios universitarios, aunque se detecta un incremento en las adquisiciones online de quienes no tienen formación académica.

Por otro lado, aunque los datos revelan que el número de mujeres que adquieren lotería online es algo menor al de los hombres, éstas gastan más que ellos, 71,45 euros de media frente a los 68,57 euros de los hombres, una tendencia que coincide con la del canal tradicional.

En este sentido, el comprador en Internet también gasta más que el tradicional, 70 euros frente a 58, y los primeros adquieren números de tres provincias de media, frente a las dos provincias de los compradores tradicionales.

En lo que se refiere a las preferencias, los compradores de la Red eligen las provincias de Madrid, Barcelona y Valencia para adquirir sus números y los valores sentimentales son los que más influyen en la compra, mientras que los compradores tradicionales optan por la lotería de la provincia donde residen.

Según Sierra, la mayoría de los compradores de Internet llegan a este canal a través del boca a boca, a pesar de la incidencia de las nuevas tecnologías, y siete de cada 10 pagan con tarjeta de crédito.

El estudio comparativo se realizó entre 3.574 individuos residentes en todas las comunidades autónomas, excepto Ceuta y Melilla.