Los nuevos universitarios catalanes quieren ser médicos, enfermeros o maestros


empleo-petitMaestros, médicos y enfermeros. Eso es lo que quieren ser mayoritariamente los estudiantes que optan a entrar el curso que viene en las universidades públicas catalanas. La demanda para cursar estas carreras en las siete universidades públicas se ha disparado.

Agencias – Uno de cada cuatro estudiantes preinscritos ha marcado en la casilla de preinscripción alguna de estas tres carreras como primera opción, según el Departamento de Innovación, Universidades y Empresa. De los 42.679 alumnos preinscritos para el próximo curso, el 80,6% podrán cursar la carrera elegida.

La profesión de maestro roza el pleno empleo desde que la Generalitat decidió el año pasado extender la sexta hora diaria de clase a los alumnos de las escuelas públicas. Los de las privadas ya ha hacían. Esto ha comportado crear 8.000 plazas y fuertes subidas de demanda de empleo. Para cursar estudios de maestros de Educación Primaria, las peticiones se han disparado un 60,3% hasta 1.211 en primera opción. Para maestros de Lengua Extranjera las peticiones han crecido el 20,6% hasta 555. Las de Educación Física han aumentado el 15,9% y las de Educación Infantil, el 5,7%.

La demanda de estudios de Medicina también se ha disparado, aunque en este caso hace años que se mantiene. De hecho, es la carrera con más peticiones y ya lo era el año pasado. Los estudiantes que han pedido cursarla en primera opción han aumentado el 25% hasta 3.511, según los datos dados a conocer ayer por la comisionada de Universidades e Investigación, Blanca Palmada. Y la demanda de estudios de Enfermería se ha disparado el 20,6% para el curso próximo. Hay 1.982 estudiantes que se han preinscrito para estudiarla en primera preferencia, con lo que esta carrera ha pasado de ocupar el sexto puesto en las preferencias al cuarto.

Pero hay carreras en las que la demanda de los estudiantes está bajando, lo que preocupa a la Generalitat. En este caso se hallan algunas ingenierías. Por ejemplo, la primera preferencia expresada por los alumnos para cursar Ingeniería Industrial ha caído el 9,6%; la de Ingeneria Técnica Industrial, el 14,6%, y la de Ingeniería Técnica Informática de Gestión, el 16,3%. La comisionada de Universidades afirmó ayer que su departamento ha mantenido reuniones con algún colegio de ingenieros para ver la forma de «estimular las vocaciones» en estas áreas.
Menos peticiones

Algunas de las carreras que bajan en número de peticiones para el curso próximo, aunque siguen entre las favoritas, son: Empresariales (5%), Psicología (7%) y Arquitectura Técnica (11,3%).

Fuera de las universidades públicas, la Ramon Llull hizo ayer públicos los datos de preinscripción para cursar estudios en ella. Buena parte de la demanda de plazas en la Ramon Llull se concentra en cuatro carreras: Administración y Dirección de Empresas, Arquitectura, Educación Infantil y Derecho. En las tres primeras la demanda dobla la oferta y en el caso de los maestro el exceso de oferta es del 59%.

La nota de corte o la puntuación mímina exigida para entrar en las distintas carreras no arroja grandes cambios respecto al año pasado. La carrera en la que se pide la nota más alta sigue siendo Biotecnología en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Sólo hay 80 plazas para esta carrera. Para cursarla hay que estar instalado en la excelencia porque se requiere un 8,68 de nota. Estudiar Medicina en la Universidad de Barcelona exige un 8,47. Comunicación Audiovisual en la Pompeu Fabra, un 8,36 e Ingeniería Aeronaútica en la Politécnica, un 8,27.