Los smartphones hunden la venta de consolas de videojuegos


videojuegos-moviles

Ni el lanzamiento de la nueva Nintendo Wii U consiguió poner freno a la caída de las ventas de videoconsolas.

 

El sector de los videojuegos cerró el 2012 como uno de los peores de su historia. El retroceso del sector no afecto solamente a las videoconsolas, cuyas ventas fueron 10 millones inferiores al año anterior, sino también a los títulos lanzados al mercado.

El analista Sam Rosen explica que "los juegos para móviles han disminuido ciertamente las oportunidades para los fabricantes de videoconsolas, es especial para Nintendo. Los cambiantes modelos de negocio y la dura competencia han fomentado una reducción de los precios antes de lo que a los fabricantes les gustaría. Los nuevos participantes en el mercado de las consolas añadirán aún más desafíos a este mercado, pero podemos anticipar que será un año difícil para los novatos".

Para nadie es un secreto que los juegos sociales que se encuentran en los Android o iOS han conseguido fidelizar a una enorme comunidad de usuarios que ya tienen suficiente con este tipo de productos y no se plantean la compra de una videoconsola y mucho menos, el pago de 40 o 60 euros por un videojuego, acostumbrados ya a jugar gratis o a pagar una media de entre 2 a 5 euros por juego.