Los soldados piden que los robots vayan al frente


robot-soldadoNoel Sharkey, un especialista de la Universidad de Sheffield, Inglaterra, asegura que en Irak ya son cuatro mil los “combatientes electrónicos”.

Agencias y Redacción - Los robots ganan cada vez más peso en el mundo, y hasta en las guerras. Según indicó el experto británico en robótica Noel Sharkey, la utilización de robots autónomos en conflictos armados es cada vez más frecuente

swordPor esto, los soldados quieren más robots autónomos lo antes posible, para así evitarse ir al frente, además de que son más económicos y permiten una guerra sin riesgos, según informa AFP. No se puede equiparar todavía con el número de soldados pero, “en la actualidad hay más de 4.000 robots desplegados en Irak”, según un comunicado de la Universidad de Sheffield de la que depende el profesor Sharkey.

De hecho, la proporción de soldados con relación al número de robots desplegados en terreno de operaciones militares podría invertirse en 10 años y pasar a 2.000 robots por 150 soldados, según el consultor americano de innovaciones tecnológicas James Canton.

Hoy por hoy los "robots soldado" aún no están desplegados masivamente, pero centenares de 'hermanos' suyos ya son utilizados para rastrear minas en Irak o como centinelas. Está previsto que en abril llegue a Bagdad una versión armada del “desactivador de bombas” capaz de disparar 1.000 veces por minuto. Por ahora, la legislación americana todavía prohíbe a estas máquinas tomar una decisión tan importante como la de lanzar una bomba.

Sharkey añade más leña al debate: “El principal problema es que, según las leyes de la guerra, hay que hallarse en situación de distinguir entre paisanos y combatientes y no pienso que los robots se hallen en situación de hacerlo”.

“ Otro problema es que es muy difícil para un robot dar una respuesta proporcionada, lo que es una de las cláusulas del convenio de Ginebra “, añade.

soldados-robotsFrente a estas "limitaciones", los expertos más defensores de su uso en los conflictos resaltan las claras ventajas que ofrecen. “No tienen hambre, no tienen miedo, no olvidan órdenes y no se preocupan de si su compañero acaba de ser disparado. ¿Pueden hacer el trabajo mejor que los humanos? Sí.”, resaltó Gordon Johnson, miembro del Pentágono.

Además de todas estas ‘ventajas’ relatadas por Johnson, estos soldados mecanizados podrían costar una décima parte de lo que le cuesta a EE UU un soldado convencional.

Razones de peso que justifican el presupuesto de 4.000 millones que tiene el Pentágono hasta el 2010 para investigar el uso de armas robóticas y que puede ascender a los 24.000 millones de dólares si les sumamos otros programas vinculados, según la ’Guía de sistemas no tripulados’ publicada por el Departamento de Defensa.

[tags]Robots[/tags]