Los videojuegos llevan a la moda a los coches deportivos japoneses en los EEUU


coches-japoneses-petitEl interés cada vez mayor de los estadounidenses por los automóviles deportivos japoneses se debe en gran parte a la influencia de los videojuegos, donde los modernos y poderosos vehículos son las principales estrellas, según quedó demostrado en las presentaciones del salón de Los Ángeles.

Por lo menos tres nuevos 'super-deportivos' fueron presentados para el mercado de América del Norte en los stands del L.A. Auto Show, que abrió sus puertas al público el viernes tras dos días reservados a los medios de comunicación.

Nisssan-GTR

 

El miércoles, la presentación de la coupé GT-R provocó un tumulto en el local de Nissan, donde el presidente de la marca, Carlos Ghosn concurrió para promover al heredero de una dinastía 'Skyline', sinónimo de altos rendimientos en Japón desde 1969. Este automóvil sólo había sido fabricado hasta el momento con el volante a la derecha, impidiendo su importación a Estados Unidos.

Sin embargo, los fanáticos de los videojuegos ya habían podido conducirlo virtualmente. De hecho, el GT-R figura en la lista de los vehículos disponibles en el juego japonés 'Gran Turismo', éxito de ventas en el mundo entero desde hace 10 años para la consola PlayStation, de Sony. Una demostración del próximo Gran Turismo 5, a lanzarse en 2008, funciona ya con el nuevo GT-R.

Valorado en 70.000 dólares sin impuestos (unos 47.800 euros), mucho menos que un Porsche con una potencia equivalente, el GT-R "ya no será un objeto de deseo o de espera en un videojuego o una película", según Ghosn. Los vehículos deportivos japoneses también fueron los protagonistas del tercer filme de la saga 'The Fast and The Furious' (2006).

El GT-R posee un motor de 480 caballos de fuerza, lo que garantiza un pasaje de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y una velocidad máxima de 311 km/h. En un guiño a su versión virtual, también posee un ordenador a bordo que permite al piloto analizar su destreza al volante.

Imagen

 

Otro coche que debe mucho a los simuladores es el Subaru Impreza, cuya poderosa versión 'WRX STI' llegó a Estados Unidos en 2004, mientras que acumulaba rallies desde 1992.

"El fenómeno de los videojuegos, con Gran Turismo, generó mucha demanda" por este producto en Estados Unidos, explica a la AFP Tim Colbeck, vicepresidente encargado de las ventas de la filial estadounidense de Subaru, que presentaba en Los Ángeles una nueva versión de este poderoso deportivo de 305 caballos de fuerza. La demanda "alcanzó proporciones tales que la importación de este automóvil se imponía lógicamente. Y marcha muy bien desde el punto de vista comercial", subraya.

Mitsubishi_evolucion

 

El principal competidor del WRX STI de Subaru, la Mitsubishi Evolution, una pequeña berlina de cuatro puertas, también hizo su aparición en Los Ángeles, décima desde 1992, dotada de un motor de 291 caballos de fuerza. "La importamos después de la octava versión (en 2003)", recuerda Janis Little, responsable de la comunicación del producto en América del Norte, al reconocer que los videojuegos también tuvieron un papel importante. "Las personas que se entretienen con los videojuegos y los que conocen el Gran Turismo ayudaron a construir la imagen de la marca del Evolution, y se familiarizaron con nosotros gracias al juego", agregó.

[TAGS]Coches, Deportivos, WRX STI, Subaru, Mitsubishi_Evolution, Videojuegos, GT-R [/TAGS]