Más de cien coches cazados por un radar en siete minutos


Una prueba, más que evidente, de los radares son con fines recaudatorios.

Nos encontramos ante uno de los radares de la Ronda Litoral, Barcelona. Esta carretera, bien iluminada, perfectamente asfaltada y con tan poco tránsito se podía circular hasta hace poco a 100 km/h.

Ahora solo se puede circular a 80 km/h, y además han instalado más radares. ¿Cuál es el final de la historia? Un videoaficionado caza como el radar multa a más de cien personas en siete minutos. Y después dicen que los radares no tienen fines recaudatorios.