Mi experiencia en la Clínica Kranion de Alicante: Recomendable al 100%


Muelas del juicio en Clinica Kranion Alicante

El maxilofacial, un experto que nunca había necesitado hasta entonces.

Nunca había tenido dolor en las muelas del juicio. Sin embargo empece a notar molestias que me obligaron a estar tomando primero antibiótico y antiinflamatorios para evitar una infección. Acudí a mi dentista de siempre y me dijo que no me podía hacer la intervención. Necesitaba un maxilofacial para extraerme las muelas del juicio, y me recomendó la Clínica Kranion.

Mi dentista me recomendó aprovechar la intervención y hacerme la extracción con un especialista de las 4 muelas del juicio especialmente si me hacía la intervención con anestesia o sedación consciente. Descubrí que no habían muchos maxilofaciales en Alicante y que no debía ponerme en manos de cualquiera.

Equipo Clinica Kranion

Acudí a la Clínica Kranion para hacerle la consulta al excelentísimo Doctor Orts Feliciano que fundó su propio negocio tras años de experiencia en hospitales públicos.  Llego en 1984 el primer cirujano maxilofacial en el hospital provincial de Alicante. Formó la Unidad de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario de San Juan (Alicante).

Por si fuera poco fue el Jefe de Servicio desde su creación en 1991 hasta 2005 y logró que todas las compañías privadas recomendarán la Clínica Kranion. Tras leer el excelente curriculum del doctor y gracias a la recomendación de unas antiguas compañeras del mi colegio a las que agradezco la recomendación (gracias Monica y Sandra) lo tenía claro debía ponerme en buenas manos.

¿Qué tal fue la atención con la Clínica Kranion en la primera consulta?

La primera consulta con el doctor me ofreció mucha tranquilidad desde el minuto uno. Llegué a recepción donde todo el equipo atendía con total amabilidad y educación. Tenían paciencia y sabían que quien llega a una cita es con cierta preocupación. Una vez les di los datos necesarios para la cita me sorprendió gratamente que se contaba con unas instalaciones de lujo.

Estuve esperando algo menos de 15 minutos en la sala de espera a que me atendiera personalmente el Doctor Orts Feliciano. El doctor estudió mis radiografías (ya que las traía ya de casa) y me explico al detalle mi situación. Además me recomendó quitarme las 4 muelas del juicio pese a tener solo dos afectadas debido a que en un futuro podrían darme problemas.

Yo le comenté que le tenía mucho respeto a la intervención y que iba con algo de miedo y me recomendó la sedación consciente. Se trata de un procedimiento que es seguro pero que requiere de hacerse unos análisis de sangre además del famoso test del Covid, necesario para cualquier cirugía en la situación del coronavirus.

Me gustaría resaltar que el doctor en la misma cita observó que si tenía dolor era por que ambas muelas del juicio me estaban afectando a otras piezas y me indico lo que él recomendaría hacer con ellas a posteriori. Dicen que un buen médico debe ofrecer profesionalidad pero también es esencial ponerse en el lugar del paciente. El doctor mostró empatía conmigo, me trato con total amabilidad y me explico al detalle en qué consistiría el proceso para ofrecerme mucha seguridad.

¿Cómo fueron los preparativos en la Clínica Kranion?

Reconozco que pese a las amplias explicaciones del doctor seguía nervioso y que esa noche no dormí bien del todo. Supongo que como a todos enfrentarse a lo desconocido no es siempre fácil. No sirvieron de muchos los consejos animadores de David que también es dentista y me decía que no me preocupará de nada. (de todas forma agradezco los ánimos)

Un tema que me gustó mucho de la Clínica Kranion es que están al día en Internet y es que les remití los análisis de sangre, el test del covid y las radiografías al email para que lo adjuntarán en mi ficha de cliente.  Tras pagar la sedación consciente que no me incluía ASISA (si que la cubre SANITAS) me tocó pasar a la sala de espera.

Llegó el momento de la temida intervención y me acompañaron al una primera sala para tomar las medidas de seguridad adecuadas. Una vez ya me quite la mascarilla entre a quirófano conocí al equipo que iba a estar a mi lado. Indicar que habían más de 3 personas dentro y el anestesista me pregunto mi edad, los kilos y altura para prepararme la medicación por vía intravenosa.

¿Cómo fue la cirugía el día de la intervención?

Me pusieron la vía sin ningún tipo de molestia en la mano (porque intentaron en el brazo pero tenía las venas muy finas, culpa mía) y no tuve ningún tipo de molestia ni moratones de lo especialistas que eran. El propio anestesista mostró en todo momento mucha paciencia y me dijo que no me preocupará de nada.

Acudí ese día en ayunas, 6 horas sin haber comido, y 2 horas sin haber bebido líquidos. Tampoco había tomado antibióticos ni antiinflamatorios ya que en la administración de la sedación se me iba a introducir todo tipo de medicamentos adicionales para evitar los dolores.

Resaltar qué en todo momento estuve conectado a una maquina para controlar mis constantes por lo que me sentí totalmente seguro. Una vez la sedación empezó a tener efecto obedecía pequeñas ordenes para abrir o cerrar la boca pero toda la intervención fue sin dolor alguno. Además siendo sincero mi cirugía duro como 2 horas y a mí se me hizo como 15 minutos y sin recuerdos claros de como fue la intervención.

¿Qué paso tras la intervención?

Me habían dicho que era posible que tras la intervención pudiera tener los primeros dolores. Sin embargo el propio doctor me aviso que por vía intravenosa ya tenía suficientes medicamentos hasta la noche. Me suministro además un Kit con los medicamentos necesarios para los primeros días.

Además me incluyo en el tratamiento desde el principio una bolsa de gel fría para reducir la inflamación aplicando cada 5 minutos en cada lado de la cara. La verdad que lo hice durante el primer día y ya el segundo no tenía inflamación alguna. Con este tipo de resultados uno pierde el miedo directamente a los dentistas por lo que aconsejo acudir a especialistas de este nivel.

Nunca imagine poder dormir sin dolor el mismo día de la intervención y aun menos poder beber liquidos sin problemas al día siguiente. Me suministraron medicamentos como dexametasona (Fortecortin®)  para reducir la inflamación excesiva. Estoy encantado con el servicio recibido y es que tengo la impresión que muy pronto me podré tomar un buen chuletón.

Recomiendo sin dudar acudir a Clínica Kranion para este tipo de intervenciones maxilofaciales e incluso para cualquier otro servicio dental. Escribo este articulo libremente porque se trata de un equipo de trabajo que se merece un articulo contando la experiencia. Iré actualizando con más puntos a partir del 21 de Septiembre que tengo revisión con el doctor. 

¿Queréis ver el cambio del día de la intervención y al día siguiente de la intervención?

Raul tras sacarle 4 muelas del Juilio y al día siguiente ya sin apenas dolor en Clínica Kranion


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here