Microsoft no bloqueará las actualizaciones de seguridad en los Windows Vista "piratas"


Microsoft anunció el lunes que deshabilitaría los dos métodos principales empleados por los piratas de software para hacer copias ilegales de Windows Vista, en la próxima gran actualización del sistema operativo.

El mayor fabricante de software del mundo pierde miles de millones de dólares cada año debido a la piratería. Según Microsoft, las nuevas características de Vista reducen los niveles de piratería a la mitad, comparándolo con su sistema operativo anterior, Windows XP.

Microsoft tiene previsto mejorar eso aún más introduciendo cambios en Windows Vista Service Pack 1, la primera gran actualización del sistema operativo, que saldrá a la venta en el primer trimestre de 2008.

La empresa planea cerrar una "puerta trasera" que permite a los piratas simular la activación utilizada por algunos fabricantes de ordenadores para instalar Vista. Además, Microsoft añadirá medidas para enfrentarse a los métodos de ampliar el "periodo de gracia" entre la instalación y la activación del software.

Según el grupo empresarial Business Software Alliance, en torno al 35 por ciento del software para consumidores del mundo está pirateado. Windows, presente en más del 90 por ciento de los ordenadores del mundo, sufre la mayoría de esas copias piratas.

Muchos piratas de software venden versiones copiadas ilegales en páginas de subastas, y algunos pequeños fabricantes de ordenadores instalan versiones pirateadas de Vista en los PCs, vendidos a víctimas que lo desconocen.

Microsoft anunció que cambiaría también su forma de tratar las versiones pirateadas de Vista, cuyos usuarios recibirán ahora notificaciones periódicas de que su versión del software es fraudulenta, con un enlace para comprar una copa auténtica. En la actualidad, Microsoft suspende algunas características en Vista cuando encuentra una copia pirateada.

Si un usuario de software pirateado quiere comprar una versión auténtica de Windows de Microsoft, pueden hacerlo por 89 dólares (60 euros) por la versión Home Basic, o 119 dólares (81 euros) por la Home Premium.

La reducción de la piratería se considera un sistema clave para que el fabricante de software de 51.000 millones de dólares impulse el crecimiento en sus dominantes franquicias de software. Según la empresa, las mejoras en la reducción de la piratería ayudaron a impulsar un crecimiento del 25 por ciento en las ventas de Windows durante el tercer trimestre del año.

Microsoft declinó calcular el impacto financiero de sus nuevas medidas. Al acabar septiembre, la empresa había vendido 88 millones de licencias de Vista.