Mozilla cumple 10 años


mozilla-petitLos primeros trabajos de la Fundación se iniciaron el 31 de marzo de 1998 de la mano de Netscape y otros socios tecnológicos de AOL.

Hoy la Fundación Mozilla es más conocida por Firefox que por el propio navegador que dio nombre a la organización.

Mozilla cumple diez años celebrando que precisamente esta herramienta sea casi tan popular como el Internet Explorer de Microsoft. Lejos quedan aquellos primeros años con grandes problemas tanto económicos como estratégicos para definir cual debería ser su papel en la industria.

La historia

Fue en 1998 cuando AOL, propietario de Netscape, decidió dar un giro a la marcha de esta empresa con grandes dificultades para encarar el futuro.

Tras el éxito de las primeras versiones, Netscape decidió emprender el lanzamiento de una gran suite que compitiera directamente con las herramientas de Microsoft: Communicator. Fue su última gran apuesta.

El navegador era pesado y ralentizaba enormemente la velocidad de los ordenadores (Intel Pentium MMX) de la época.

Microsoft se había puesto las pilas y con su Internet Explorer 4 había conseguido imponerse a una dubitativa Netscape con una estrategia totalmente errática.

El fracaso de Communicator y la caída de las ventas de sus servidores internet llevaron a una crisis a la empresa que cayó bajo los brazos de AOL.

En esa época AOL era uno de los principales pilares de la batalla judicial emprendida por la Administración estadounidense y la compra de Netscape fue todo un golpe mediático. El gigante de la red debía socorrer a una empresa innovadora que había sucumbido al gran poder de Microsoft en el mercado.

Gecko, la semilla de Mozilla

Bajo la tutela de AOL, Netscape lanzó su última herramienta desarrollada independientemente. Se trataba de Gecko, un navegador con el que buscaba retomar el liderazgo del pasado pero que apenas consiguió frenar su retroceso en el mercado.

AOL no tenía mucha confianza en el futuro de Netscape como lo demuestra el hecho de que firmará un acuerdo con Microsoft para utilizar su motor en el navegador de la compañía. Decidió no invertir más en el desarrollo de nuevos productos y ello dio paso a lo que en pocos meses se convertiría en la futura Mozilla.

La idea inicial era del todo innovadora de tal manera que posteriormente la copio Sun con StarOffice. Crear una comunidad que en base a un motor, Gecko, desarrollase una nueva versión del navegador.

El equipo central de Mozilla coordinaba el trabajo de la comunidad recogiendo las aportaciones más interesantes.

El primer fruto del trabajo conjunto fue una nueva versión de Netscape que por primera vez contó de inmediato con traducciones en múltiples idiomas y con aportaciones de desarrolladores independientes.

Algunas organizaciones, como por ejemplo, softcatala tienen su origen en esas primeras localizaciones de Netscape.

Nace la Fundación

AOL, sin embargo, no estaba del todo contenta con la marcha de esa filial, que realmente no era más que una división de la empresa.

A pesar de los avances logrados, los directivos de AOL estaban inmersos en lo que sería la primera gran fusión (y también el primer gran fracaso) de la industria, la unión con Time Warner.

Ello condujo a que decidieran separar esta actividad de la compañía. Crearon una fundación (dotándola de fondos para los primeros años) y sumaron a otros socios, como Red Hat, a ese empeño.

Desligada ya oficialmente de Netscape, la nueva Mozilla se encontraba con fuerzas para tirar adelante aquello que quería decir realmente su nombre: Mosaic Killer, a través de la contracción de Moz y Killa (la pronunciación de killer en inglés).

Vuelven los errores de antaño

El primer Mozilla fue saludado por los usuarios como un excelente navegador. Sin embargo, los ingenieros de la Fundación seguían impregnados del espíritu Netscape y convirtieron algo ligero y rápido en un monstruo pesado y lento.

De nuevo, la sombra del famoso Communicator podría haber conducido al fin del proyecto.

Fue entonces cuando un grupo de desarrolladores decidieron dar marcha atrás y mientras la Fundación seguía empeñada en crear una gran suite de navegación crearon "Phoenix" (el primer nombre de Firefox) que llegaría en el 2002.

Curiosamente la Fundación destinó pocos recursos a ese proyecto al que no veía futuro, como también torpedeó todo lo posible (aún sigue haciéndolo) a Thunderbird, el cliente independiente de correo electrónico... una alternativa al Outlook de Microsoft.

Y mientras desde Mozilla seguían dedicando recursos y más recursos al desarrollo de la suite Mozilla, Firefox consiguió convertirse en una herramienta muy apreciada por los usuarios.

Finalmente, el fracaso de la tan esperada suite Mozilla llevó a la Fundación a dedicarse fundamentalmente al desarrollo de la versión 1.0 de Firefox, lanzada el 9 de noviembre del 2004.

Enfrentamientos y estrategia difusa

El éxito de Firefox y el "manto de silencio" que impone esa pequeña pero muy activa comunidad relacionada con el software libre han evitado que los problemas y los enfrentamientos que se han venido produciendo entre desarrolladores y la Fundación trascendieran al público.

Tal como ya hemos mencionado, los primeros problemas surgieron ya con la llegada de Firefox. Los directivos de la Fundación no veían con buenos ojos el peso que iba tomando la comunidad y el desarrollo de un producto independiente de la estrategia marcada desde la cúpula.

El segundo enfrentamiento vino provocado por las prisas en los lanzamientos. Desarrolladores criticaron que la Fundación se había convertido en una maquina de marketing y que rompiendo su compromiso sacaba versiones antes de estar suficientemente testeados... para cumplir con los calendarios marcados.

El tercer gran enfrentamiento llego con los sueldos que cobraban los directivos de la Fundación. La presidenta se embolsaba cantidades millonarias mientras recortaba el presupuesto destinado al desarrollo de proyectos.

Y finalmente, muy vinculada con está última, la decisión de la Fundación de separar el desarrollo de Thunderbird de la actividad de la Fundación.

Independientemente de los enfrentamientos internos, las relaciones de la Fundación con otras compañías no siempre han pasado por los mejores momentos. Opera, por ejemplo, critica que los desarrolladores de Firefox se han apropiado de la tecnología de las pestañas que durante años diferenció a ese navegador de sus competidores y más recientemente, directivos de la Fundación la emprendieron con Apple por difundir a través de los servicios de actualización de iTunes las versiones recientes de Safari.

Unos enfrentamientos que no han evitado que Firefox sea ya hoy una alternativa sólida y consolidada al Internet Explorer de Microsoft… aunque no pueden dormirse en los laureles, Safari aprieta y aunque su implantación es aún, hoy por hoy, limitada promete y mucho.

[tags]Firefox, Navegadores, Fundación Mozilla[/tags]