Inicio Sin categoría Negroponte defiende la versión de Windows para el «portátil de 100 dólares»

Negroponte defiende la versión de Windows para el «portátil de 100 dólares»

Nicholas Negroponte, presidente de la ONG «Un Portátil por Niño» (OLPC, en inglés), ha defendido la creación de una versión del sistema operativo Windows para el XO, el computador portátil de bajo coste desarrollado por esta organización.

EFE.- Negroponte reaccionó a las críticas recibidas tras conocerse que Microsoft está desarrollando una versión de Windows para la computadora, conocida popularmente como «portátil de los cien dólares» y que utiliza actualmente el sistema operativo Linux.

«Para OLPC sería duro decir que somos una organización abierta y luego cerrarnos a la entrada de Microsoft», dijo Negroponte, que añadió que la ONG está colaborando con el gigante informático.

Microsoft anunció recientemente que trabaja en una versión simplificada de su sistema operativo Windows para el XO que podría estar disponible en unos pocos meses.

El XO es conocido popularmente como «el portátil de los 100 dólares» porque ese debía ser inicialmente su precio pero, finalmente, el computador ha terminado costando el doble.

El sitio en Internet de la organización OLPC ha empezado a ofrecer lotes de 10.000 portátiles a un precio de 200 dólares la unidad.

El computador se diseño inicialmente para venderlo a gobiernos y fundaciones que lo distribuirán entre los niños del Tercer Mundo.

Sin embargo, la OLPC lanzó recientemente la campaña «compra uno dona uno» que permitirá a particulares comprar dos portátiles por 399 dólares si donan uno de ellos.

La ONG ha distribuido ya unos 7.000 prototipos del computador en escuelas de diferentes países en vías de desarrollo, entre ellos Camboya, Ruanda y Brasil.

El prototipo pesa 1.250 gramos, utiliza actualmente el sistema operativo Linux y dispone de una memoria RAM de 128 megas, más 500 megas de memoria flash.

Además, cada computador funciona como una antena en una red inalámbrica que conecta a los escolares independientemente de que tengan acceso a Internet y les permitirá acceder a contenidos almacenados en un servidor central como, por ejemplo, libros de texto.

El proyecto ha sufrido numerosos retrasos pero se espera que la producción comience definitivamente el próximo mes en una fábrica de China.