Negroponte hace las paces con Intel y la multinacional entrará a formar parte del consejo de la Fundación OLPC


Intel manifestó el viernes su apoyo al proyecto de investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) consistente en entregar ordenadores a niños pobres de todo el mundo, cambiando así su larga oposición a la propuesta.

El mayor fabricante de microprocesadores del mundo se unirá al equipo de la Fundación un Portátil por Niño (OLPC), que desarrolla el portátil ‘XO’ (un ordenador personal cuya producción se iniciará en septiembre con un coste de 176 dólares -unos 130 euros- por unidad).

Intel y la fundación declararon en un comunicado que llevarán a cabo una colaboración en materia tecnológica y educativa.

Los principales socios del proyecto incluyen al rival de Intel AMD, que fabrica el microprocesador con el que opera el portátil ‘XO’, así como el desarrollador de motores de búsqueda en Internet Google, que provee a los usuarios de cuentas de correo y un servicio gratuito de almacenamiento de información.

El fabricante de software Red Hat, que desarrolla programas de ordenador para el gigante mediático News Corporation, también tiene un asiento entre los colaboradores.

La fundación planea vender los portátiles multimedia a organismos gubernamentales de todo el mundo, requiriendo a cada país la compra mínima de cientos de miles de aparatos para entregárselos gratuitamente a los niños pobres de colegios de primaria.

Hasta ahora, Intel había criticado la iniciativa, promocionando su propio aparato, el Classmate PC, que distribuye en menor número a niños pobres de países en desarrollo junto con instrucciones de uso para los educadores.

El proyecto Un Portátil Por niño fue ideado por Nicholas Negroponte, antiguo jefe del Departamento de Medios de Comunicación del MIT.

Negroponte había acusado a Intel de tratar de boicotear el proyecto en una serie de recientes entrevistas a los medios, incluyendo una aparición en el magazine informativo de la CBS ‘Sesenta minutos’.

Los analistas que han visto los prototipos del portátil ‘XO’ dicen que el consorcio ha hecho malabarismos para desarrollar una pantalla en color resistente, de bajo coste y escaso consumo que es alimentada por un generador de energía de manivela manual.