Ocho operadores aspiran a las licencias para operar la telefonía móvil 3G en Brasil


ImagenOcho grupos se inscribieron hoy para disputar la subasta de la próxima semana en la que serán concedidas las licencias para operar telefonía móvil de tercera generación (3G) en Brasil, informaron fuentes oficiales.

Agencias - Entre los inscritos figuran Vivo, la mayor operadora de telefonía móvil del país y compartida por Telefónica española y Portugal Telecomo, y Claro, tercera en el mercado y controlada por el empresario mexicano Carlos Slim, según la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

Los otros grupos que hoy presentaron la documentación y las garantías financieras para quedar habilitados a la subasta son Brasil Telecom, CTBC, Telemig Celular, Oi, TIM (de Telecom Italia) y la multinacional Nextel.

La gran sorpresa fue la inscripción de Nextel, que no es una de las grandes operadoras de Brasil y apenas ofrece el llamado servicio móvil especializado, que utiliza frecuencias de radio.

En la subasta del 18 de diciembre próximo serán adjudicadas a los mejores postores 18 licencias para operar en diferentes áreas del país y en cuatro diferentes frecuencias.

Los ocho grupos interesados tuvieron que entregar hoy propuestas en sobre cerrado para todas las licencias, así no las aspiren (propuesta en blanco), con el fin de mantener en sigilo el número de competidores para cada concesión.

Los sobres con las propuestas serán abiertos el martes y el vencedor de cada licencia será el que ofrezca el mayor valor por la concesión.

El precio mínimo exigido por el Gobierno por el total de las 18 concesiones es de 2.800 millones de reales (unos 1.582 millones de dólares).

El alto número de grupos interesados en operar la tercera generación en un país, que ya cuenta con 115 millones de propietarios de teléfonos móviles (80 por ciento de la población), fue calificado como un éxito por parte de la Anatel.

Según los especialistas, la tendencia es que cada operadora dispute licencias en las áreas en las que ya ofrece telefonía móvil de primera y segunda generación para poder aumentar sus servicios.

Con las licencias para 3G, esas operadoras podrán ofrecer servicios de conexión a internet en banda ancha a sus clientes.

Para garantizar que el servicio de tercera generación será ofrecido en todo Brasil, la Anatel dividió el país en once diferentes áreas y determinó que las operadoras que aspiren a ofrecer el servicio en las áreas de mayor densidad de población también lo hagan en regiones de poca población.

De esa forma, por ejemplo, las operadoras que se adjudiquen la concesión para operar en Sao Paulo, la mayor ciudad del país, también tendrán que ofrecer el servicio en diferentes estados poco poblados de la Amazonía.

En cada área del país serán ofrecidas concesiones para operar cuatro diferentes bandas de frecuencia (F, G, I y J) en las franjas entre 1,9 y 21,1 GHz.

Las licencias para utilizar la banda H serán subastadas en otra ocasión y serán ofrecidas a pequeñas operadoras.

Las concesiones tendrán una vigencia de 15 años y podrán ser renovadas por un nuevo período de 15 años.

[tags]Brasil, 3G[/tags]