Phoneblocks, la nueva apuesta por un smartphone «eterno»


Phoneblocks

En un mundo dominado por dispositivos móviles casi desechables que se vuelven obsoletos una o dos veces al año, un grupo de entusiastas encontró una manera de fabricar un smartphone que acabe con el fenómeno llamado «obsolescencia programada».

Los dispositivos móviles de hoy en día sufren de una vida útil muy limitada. Cuando un comprador adquiere un nuevo teléfono inteligente, la compañía fabricante ya tiene otros dos modelos más recientes que automáticamente vuelven obsoletos a los dispositivos anteriores. Esto se llama «obsolescencia programada», y es justo lo que Dave Hakkens, creador del Phoneblock, busca resolver.

Intentando también acabar con la gran cantidad de basura electrónica que a diario se acumula en los basureros del mundo, la iniciativa Dave Hakkens propone un smartphone armable que puede ser actualizado de manera manual, sencilla y barata.

Según Hakkens, el teléfono se compondrá de varias piezas intercambiables que se ajustan a las necesidades de cada persona. Por ejemplo, si un usuario busca una mejor experiencia fotográfica, éste podrá armar su teléfono con una mejor cámara y procesador de imágenes más poderoso. Por otro lado, si la pantalla del dispositivo se rompe, el Phoneblock propone intercambiarla por una nueva para evitar desechar todo el smartphone.

Todo el dispositivo estará montado sobre una base que, a manera de juguete para niños, embona todas las piezas de forma modular. Al momento en que se necesite una mayor memoria RAM o una nueva pantalla con mejor resolución sea lanzada, ésta podrá ser adquirida individualmente para montarla en el dispositivo. Así de sencillo.

No obstante lo atractivo de esta idea, Hakkens necesita del apoyo de varios entusiastas, fabricantes, inversionistas y desarrolladores que se interesen en el concepto de Phoneblock para ponerlo a trabajar.

Para resolver esto, Hakkens postuló su proyecto en la plataforma Thunderclap para conocer la opinión de al menos 10,000 personas; hoy cuenta con más de 70,000 fieles seguidores. Sin embargo, aún falta el capital y el trabajo para volver al Phoneblock una realidad.