PlayStation 4 es un 40% más rápida que Xbox One


xbox_one-PS4

Varios desarrolladores están apuntado que la nueva consola de Sony, la PlayStation 4, es mucho más rápida que su gran rival, Xbox One de Microsoft. Concretamente, estos desarrolladores apuntan a que la lectura de memoria es alrededor de un 40-50 por ciento más rápida que la nueva generación de Microsoft.

Aún no han salido al mercado pero desde que Microsoft y Sony anunciaron y presentaron su próxima generación de videoconsolas han comenzado las comparaciones entre PS4 y Xbox One y cuál de ellas será la que se sitúe como número uno en ventas.

Una de las características que puede hacer que los usuarios se decanten por una u otra puede ser la velocidad de lectura de memoria y carga de juegos, una característica por la que, al parecer, la consola de Sony destaca sobre Xbox One.

Según han asegurado varios desarrolladores a Edge, PlayStation 4 es un 50 por ciento más rápida que Xbox One y han asegurado que la diferencia de rendimiento entre las consolas es "importante" y "obvia". La velocidad de lectura de la memoria en PS4 es un 40-50 por ciento más rápido que en Xbox One y sus ALU (Arithmetic Logic Unit) es de alrededor de 50 por ciento más rápido.

Esto supone, según los desarrolladores, que "un juego que corriese a 30 frames por segundo y a una resolución de 1920×1080 en PlayStation 4, lo haría a 20 frames por segundo y a una resolución de 1600×900 en Xbox One". A

nte la opinión de varios desarrolladores, recogida por Edge, Microsoft ha asegurado en un comunicado recogido por Kotaku que Xbox One es una consola mucho más compleja para que se midan sus características de forma aislada.  "Ha sido diseñada con un rendimiento equilibrado y creemos que los juegos mostrarán el rendimiento. Dejaremos que la consola y sus juegos hablan por sí mismos", asegura Microsoft.

Ambas consolas saldrán al mercado el próximo mes de noviembre. En el caso de Xbox One llegará el próximo 22 de noviembre a 13 países mientras que PlayStation 4 ha establecido dos fechas: el 15 de noviembre para Norteamérica y el 29 de noviembre para Europa, Latinoamérica, Australia y Nueva Zelanda.