Polémica sobe el “jailbreak” de iOS 7: les acusan de ganar dinero con la piratería


j

El equipo de ‘hackers’ responsable del ‘jailbreak’ Evasion 7 para desbloquear dispositivos iOS con la última versión de este sistema operativo han recibido muchas críticas tras el lanzamiento, debido entre otras cosas a la incorporación de la tienda con contenidos piratas Taig. El grupo de desarrolladores se defiende pero la sospecha de que se habían enriquecido con esta última versión se ha extendido por la comunidad.

 

Evad3rs, que es el nombre de este grupo, lanzó recientemente una primera versión del ‘jailbreak’ de iOS 7, que contaba con esta tienda preinstalada para aquellos que utilizasen su móvil en chino, en lugar de Cydia. Aunque se suponía que habían vigilado que no incorporase aplicaciones piratas, así fue.

El equipo de ‘hackers’ retiró esta tienda china, Taig, y pidió disculpas en una primera carta en la que además reconocía que sus miembros se habían "beneficiado económicamente" de su trabajo. De esta forma, que Evad3rs hubiesen cobrado por algo que perjudicaba a la comunidad y vulneraba el ‘copyright’ de forma expresa fueron otros de los focos de críticas.

Los ánimos no terminan de calmarse y quizá por eso el grupo ha publicado una segunda carta en la que aclaran, punto por punto, varias de las críticas y preocupaciones más recurrentes.

Sobre privacidad y seguridad, los miembros de The Evad3ers aseguran que "no se han enviado datos de nadie a ninguna parte". En este sentido, defienden que "Taig transmite datos similares a los que transmite Cydia". Por ejemplo, identificadores de dispositivos únicos "se transmiten de forma encriptada similar a como Cydia utiliza SSL para proteger la privacidad de sus usuarios".

Sobre los rumores del cobro de nada menos que un millón de dólares por parte de la compañía china, el grupo dice en su segunda carta que "no han recibido ninguna cantidad de ningún grupo, incluyendo a Taig". "No vamos a aceptar ningún dinero".

En este sentido, desde Evad3rs aseguran que están entregando donaciones a Public Knowledge, Electronic Frontier Foundation y la Foundation for a Free Information Infrastructure para "ayudar a proteger el jailbreak como un derecho legal de los consumidores".