Pownce, un nuevo rival para Twitter


En lo que va de 2007, Twitter ha sido una de las aplicaciones con mayor éxito y difusión en Internet. A pesar de que no es fácil establecer cuál es su utilidad, esta particular mezcla de mensajero asincrónico y microblogging no ha parado de cosechar nuevos adeptos en estos meses.

La idea era simple: textos de no más de 140 caracteres, que pudieran ser transmitidos vía SMS, y que permitieran que Twitter no sólo fuera utilizable desde cualquier celular. No es raro, entonces, que frente a este éxito comiencen a aparecer clones y nuevas aplicaciones que buscan sumar nuevas funcionalidades a este modelo. Ya lo intentaron, con mayor o menor suerte, Jaiku y Mugshot, entre otros.

Mientras Jaiku y Mugshot buscaban competir desde el lado de transformar toda la aplicación en un verdadero lifestream; o sea, un repositorio de todo lo que haces y publicas en Internet, reunido en una única página. Pero el nuevo rival de Twitter viene al parecer desde otro lado; es la nueva creación de Kevin Rose, el fundador de Digg, y se llama Pownce. A partir de la misma estructura de Twitter -mensajes cortos, comunidad de amigos, actualizaciones rápidas- agrega una serie de funcionalidades que pueden resultar muy interesantes para mucha gente.

Para comenzar, no hay sólo textos breves indiferenciados; ahora también podemos publicar entradas, enviar archivos y promocionar eventos. Cada uno de estos tipos de publicaciones tiene su propia interfaz. Además podemos crear grupos de usuarios para compartir textos y materiales. De esa manera, no sólo tenemos la opción de publicar de manera pública o privada, como en Twitter, sino que podemos definir diferentes grupos como receptores de determinadas entradas, archivos o eventos. Los que se quejaban de que Twitter no servía para nada, deberán reconocer que al menos Pownce agrega algunos atractivos para el trabajo en grupo, que veremos como son explotados en el futuro.

A diferencia de Twitter, Pownce ya arranca con la idea de generar una comunidad de usuarios que paguen por el servicio. Aquellos que abonen 20 dólares al año podrán enviar archivos de hasta 100MB.