¿Qué debo tener en cuenta a la hora de pedir una hipoteca? Ahorra.


Cómo elegir una hipoteca

Elegir una hipoteca no es sencillo: ¿Por qué se debe estudiar bien el mercado?

Comprar una vivienda es, para muchos, una de las decisiones más importantes de su vida. Pero por desgracia, no todos disponemos del dinero para pagarla sin tener que acudir a un préstamo. Por eso debemos dedicarle tiempo y preocuparnos en buscar la mejor opción. A continuación, te vamos a explicar algunas cosas que debes tener en cuenta a la hora de pedir una hipoteca en el banco.

Todo el mundo reduce la elección al interés que nos exigen pero hay que mirar todas las condiciones al detalle: Capital inicial requerido, porcentaje de la hipoteca que nos dan, interés fijo o mixto, costes de amortización total o parcial, seguros o servicios obligatorios a contratar y mucho más.  Aprende hoy a elegir bien con Economiza.

¿Cuánto dinero puedo pedir al contratar una hipoteca?

Este punto puede resultar una obviedad, pero es el más importante. Hace años teníamos la posibilidad y existía la creencia de que podías entrar en un banco para pedir una hipoteca y terminabas saliendo con el dinero debajo del brazo para poder comprar un coche, una casa o poder hacer frente a la reforma que querías hacer en ese momento.

Pero hoy en día la realidad es otra, debida a la crisis, los bancos se han hecho menos generosos o, mejor dicho, menos confiados. Y es mucho más difícil adquirir un préstamo. Por lo que tienes que informarte en varias entidades para saber cuál es el mejor banco para pedir una hipoteca.

Por esa razón hay que tener en cuenta que el banco puede que nos conceda menos dinero del que teníamos pensado.

Actualmente es muy complicado que un banco te ofrezca más del 80% del valor de la compra o de la tasación de la vivienda. Por lo que debemos tener en cuenta que, si no disponemos del 20% restante, es probable que nos quedemos sin casa. Pero no te desanimes tan rápido porque todo está sujeto a negociaciones y es posible que encuentres un banco que mejore ese capital. Sin perder de vista el coste o intereses que puede suponer para ti.

Resumido: Antes que nada, haz números y analiza cuánto dinero puedes aportar de tus ahorros y, sobre todo, ten en cuenta tu perspectiva económica para los próximos años. No te hipoteques sin saber seguro si vas a poder hacerle frente en unos años.

Tipo de interés e índice de referencia de las hipotecas

Un concepto que debes de aprender y saber qué es, es el tipo de interés. El tipo de interés es el porcentaje que tendrás que pagarle a la entidad por prestarte el dinero del préstamo.

Otro concepto importante que debes de saber es el diferencial. Tu banco tiene un índice de referencia que es el tipo de interés oficial del préstamo. Casi todas estas operaciones se referencian al Euribor (precio al que los bancos se prestan dinero).

Por lo que el banco no ganaría nada, y es por eso que introducen un diferencial, que es un incremento sobre el interés. Podríamos decir que es la tarifa que ellos te cobran por hacerte el préstamo.

Gastos, comisiones y cláusulas de las hipotecas

Como ya sabemos, todos los tratos que hagas con un banco están sujetos a gastos y comisiones. Pero la buena noticia es, que en el caso de gastos y comisiones de un préstamo es posible negociar algunos de ellos y hacerlos un poco más favorables para nosotros.

Es muy importante ser conocedores de las condiciones de las comisiones por estudio, apertura, cancelaciones anticipadas o parciales, gastos de notaría, inmobiliarias etc, ya que algunos se pueden negociar incluso eliminar.

Tienes que saber que puedes pedir un informe sobre todos ellos para tener una visión completa de cuánto te va a suponer pedir ese préstamo.

En caso de dudas, pide explicaciones

Lo más importante en todo este proceso es que no tengas ninguna duda. Antes de firmar asegúrate de que lo tienes todo claro y que has entendido todo a la perfección. Si no es así infórmate.

Por muchas ganas que tengas de comprar tu primera casa, no debes tener prisa por firmar tu hipoteca. Tampoco firmes nada porque no se te den bien los temas financieros. Vas a pasar mucho tiempo con este préstamo, por lo que es muy importante no dejar nada en el tintero y no dejar cabos sueltos.

No dudes en preguntar a tu gestor financiero, él debe darte toda la información que necesitas saber. Hoy en día hay muchas asociaciones o páginas de internet donde informarte.

Antes de firmar, no olvides que también puedes preguntar al notario. Preferiblemente no lo hagas el mismo día, para que pueda informarte sin presión y con tiempo.

¿Quieres saber mi experiencia con las hipotecas? ¿Qué me gustaría encontrar y no es habitual?

Aunque hay mucha gente que quiere vivir toda la vida de alquiler para tener la libertad de vivir en cualquier sitio, la realidad es que contratar una hipoteca no te quita dicha libertad: Siempre puedes alquilar la vivienda y vivir en otro sitio. Además tener una hipoteca aunque suponga contratar un préstamo a largo plazo te permite más libertad al jubilarte, momento en el que la mayoría ya no debemos nada lo que sería un seguro para en ese momento vivir dónde queramos vendiendo o alquilando-la.

Un consejo que doy a mis amigos a la hora de comprar una casa es que piensen en si es o no vendible en el futuro y elegir una casa que permita el pago mensual de la cuota sin problemas acorde a nuestro nivel de vida. Muchas personas compran casas muy caras y acaban no pudiendo pagarlas, las pierden o las acaban mal vendiendo.

Una estrategia que aprendí con el tiempo y que me enseño mi familia es que es mejor blindar la felicidad en los valores humanos y en los sentimientos que en lo material. Pero también aprendí que en caso de querer alquilar las viviendas los ingresos no son proporcionales al valor de la vivienda.

Dicho de una forma práctica: Si tienes una casa de 60mil en ciudades como Alicante las alquilas a 400-500€ y sin embargo un piso en el centro que vale 700mil euros lo alquilas a 700-1500€, un precio de alquiler que no suele ser proporcional al coste que has pagado en una hipoteca: Como dice mi hermano, mejor varias casas de costes normales que exquisitas porque además diversificas el riesgo a impagos.

Mi consejo es que antes de elegir un banco con buenas condiciones pensemos en que banco nos lo concede: Por eso es buena idea acudir a varios al mismo tiempo y valorar todas las opciones. Es importante también elegir el que menos vinculaciones nos exija ya que muchas veces tenemos un mejor interés bancario en la hipoteca pero pagamos un seguro que vale la mitad en la competencia y al final pagamos de más.

Siempre me ha fastidiado contratar una hipoteca en un banco y ver cómo el banco cambia las condiciones de la cuenta con subidas de precios y no poder cambiar a otro banco por tener la hipoteca. Esperemos que algún día el estado se involucre y permita a sus clientes irse a cualquier entidad exigiendo que su banco cobre la cuota dónde se solicite. 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here