Reclaman 72 millones de euros a Google por la marca Android


La marca Android corre peligro. El sistema operativo para móviles de código abierto creado por Google y apoyado por otras 46 compañías (Motorola, Telefónica o Samsung, entre ellas) tiene el mismo nombre que una compañía estadounidense que ha presentado una demanda en la que reclama casi 100 millones de dólares (72 millones de euros).

La empresa de Illinois Specht, propietaria a su vez de Android Data Corp., considera que Google se ha apropiado de su marca de forma indebida. El abogado de Specht Martin Murphy ha dicho en este sentido: "Básicamente, es un nombre robado". "Es nuestra marca y Google la está usando como si fuera suya".

Por su parte, el portavoz de Google Andrew Pederson ha apuntado que la demanda no debe ser tenida en cuenta y que su compañía "se defenderá con fuerza" contra Specht, que reclama 96 millones de dólares.

Con todo, Google no estará sola en este proceso, ya que la demanda por la marca Android también afecta a todos los afiliados a la plataforma Open Handset Alliance: Motorola, Qualcomm, T-Mobile, China Mobile, Samsung, Telefonica, Toshiba y Vodafone.

Specht presentó una propuesta de licencia ante la Oficina de Patentes y Marcas estadounidense (PTO, en sus siglas en inglés) del término "Android Data", para denominar a una división específicamente dedicada a crear 'software' que ayude a las páginas web a transferir datos de forma eficiente y segura. La patente le fue concedida en 2002.

Según relata Forbes, Google solicitó en octubre de 2002 la concesión de la marca Android, pero la PTO lo rechazó por chocar con la patente de Specht. La compañía del buscador presentó una apelación por inactividad en la marca, alegando que en mayo de 2004 se decidió disolver Android Data Inc. Tras rechazar esta apelación y algunos intentos posteriores, la PTO rechazó el pasado noviembre la petición de Google.

El abogado de Specht ha explicado a Forbes el motivo por el que la demanda tardó tanto en llegar. "Specht no tomó acciones hasta este mes porque se dio cuenta recientemente de que el gigante de la búsqueda estaba infringiendo su marca", ha dicho Murphy. En un principio, la compañía escuchó sobre el HTC Dream con Android y pensó que se trataba de un dispositivo aislado. "Cuando (Specht) se dio cuenta de que era 'software', actuamos lo más rápido que pudimos".

[tags]Marcas.Demandas,Android,Google[/tags]