Revolución «digital» en Chile: Usuarios contra acuerdo Microsoft – Gobierno


Bloguers y comunidades online aseguran que en un acuerdo de cooperación firmado el pasado 9 de Mayo, por el Ministro de Economía Alejandro Ferreiro y los máximos representantes de la compañía estadounidense, el gobierno estaría «vendiendo a sus ciudadanos».

(Transmedia.cl / Noticiasdot.com) Se esparció como un reguero de pólvora desde que el periodista especializado en TI Christián Leal del sitio www.elfrancotirador.cl, publicó en extenso el documento firmado por el Ministro de Economía, Alejandro Ferreiro y Microsoft Chile, en la cual esta compañía invertiría en el país dinero y software.

La noticia despertó en primer lugar alegría. Es bueno que una multinacional como Microsoft aporte dinero al desarrollo tecnológico de un país como Chile que se encuentra en la punta de lanza de las economías más avanzadas de América Latina.. pero ¿Cual era la contrapartida?.

Fue el mismo periodista quien desmenuzó punto por punto el acuerdo y finalmente llegaba a una conclusión que, en su opinión, era totalmente contraria a los intereses del país: «el Gobierno ha hecho un outsourcing total de sus obligaciones para delegarlas en los servicios -y la conveniencia- de una empresa privada, vendiendo de paso la más cara propiedad de un ciudadano: su identidad».

Y es que en uno de los puntos más polémicos, el documento detalla que Microsoft ofrecerá cuentas de sus productos a los 15 millones de chilenos con apoyo del Registro Civil enmarcado dentro del proyecto impulsado por el gobierno de «domicilio digital». Es decir, que la multinacional informática podría acceder a información privada de los ciudadanos chilenos para ofertar sus servicios lo que bien puede considerarse como una vulneración a la privacidad.

Revolución digital

La indignación que ha levantado el acuerdo ha sito de tal magnitud que a tan sólo 48 horas de darse a conocer la noticia, prácticamente todos los medios del país han cubierto el caso y los involucrados tuvieron que apresurarse en dar explicaciones… que claramente los usuarios no consideran suficientes, con sitios de protesta como Liberación Digital o No Al Acuerdo, entre otros.

Linux o Linux

El acuerdo también ha servido para levantar de nuevo las armas de los defensores del uso de Linux en la administración y en el fomento de esa tecnología por parte de la administración.

Carlos Moffatt, asegura en su weblog que «El diablo en los detalles«, que este documento «habla del desprecio que tiene este gobierno (y sus predecesores) por una discusión abierta sobre el desarrollo digital en Chile. Habla también de la habilidad de Microsoft: normalmente ha tenido que recurrir a tácticas desleales y monopólicas para asegurar el éxito de sus productos».

Este bloger argumenta que el uso del software propietario por parte de la Administración perjudica a los pequeños productores de software nacionales y su desarrollo. A la vez que se insiste en el fuerte desembolso que deberán hacer las instituciones por concepto de licencias.

Libertad

«En una democracia, buena o mala, existe la ventaja de poder elegir y no de imponer», escribe el editor de Transmedia.cl, Mario Romero.
Nuestro colega del otro lado del atlántico insiste en que hay que asegurar el derecho del ciudadanos a ser formado en el uso de las Tecnologías de la información sin «vetar ninguna alternativa, sea Linux, Microsoft o cualquier otra».

Este medio fue de los pocos que criticaron el acuerdo de la Cámara de Diputados en que se pedía a la Presidenta Bachelet que se usara Linux «sí o sí» ya que entendía que es la otra cara de la moneda.

Es del todo absurdo, explica, criticar un acuerdo marco con Microsoft y por otro lado obligar a los ciudadanos a usar una tecnología distinta. La Administración y los ciudadanos deben poder optar cual es la mejor solución en cada caso

Microsoft «se explica»

Precisamente, transmedia.cl consiguió entrevistar al Director de Comunicaciones de Microsoft Chile, Martín Karich para que diese las explicaciones oportunas sobre el acuerdo.

Muy relajado se explaya : «Primero que todo, quiero insistir de manera categórica que la sobre reacción de algunos blogueros ha sido desmedida, pero tienen todo el derecho a expresarse y los respeto, pero si queremos debatir hay que subir el nivel a la discusión», aclara de partida el ejecutivo.

Consultado sobre si bajo su punto de vista sería conveniente aclarar los alcances de este acuerdo señala «Nosotros estamos dispuestos a ir al Congreso y conversar con todos los involucrados bajo la premisa del respeto».

«Quiero ser enfático en señalar que el Acuerdo de Colaboración entre el Gobierno y Microsoft no es un contrato, es estrictamente eso …un acuerdo de colaboración y no logro entender a aquellos que piensan que el país se ha vendido o declaraciones de un tono que no son acordes con una discusión constructiva , muy por el contrario, Microsoft Chile forma parte de la sociedad y si bien somos empresa, también pensamos que corresponde capacitar a niños, profesores.

«También somos partidarios de la neutralidad tecnológica«, señala Karich, y «es por ello que vuelvo a insistir en que nuestra posición es que los usuarios son libres de elegir, la diferencia está en que nosotros hemos propuesto algo al país en pos de su desarrollo y en reducir la brecha digital»

Por su parte, el Gobierno aún no ha dado su versión sobre el acuerdo y sería conveniente, además, que explicará, escribe Mario Romero, «como permite que el Congreso pierda el tiempo discutiendo sobre el uso de Linux si ya esta en marcha un acuerdo con Microsoft».

¿Neutralidad tecnológica?

«Neutralidad tecnológica» parece ser un concepto muy de moda… todo el mundo lo usa para echarse los trastos a la cabeza. Unos y otros afirman ser fieles defensores de ese concepto pero en la practica ni unos ni otros apuestan por la libertad de elección y de una manera u otra buscan imponer sus propios criterios aunque se a costa de los que realmente sostienen a los países… sus ciudadanos.