Roban datos de 46 millones de tarjetas de crédito


visaLa compañía estadounidense TJX, que comenzó a sospechar del robo hace tres meses e informó de él hace dos, aseguró en un comunicado no estar segura de la magnitud del robo ni del modo que afecta a sus clientes.

EFE.- Un robo de los datos de 45,7 millones de tarjetas de crédito de los clientes de las cadenas de tiendas de ropa y artículos de decoración de la compañía estadounidense TJX, propietaria de TK Maxx, ha afectado a millones de estadounidenses y británicos.

Clientes de las ocho cadenas con las que opera TJX en Estados Unidos, Puerto Rico, Canadá, el Reino Unido, Irlanda han sido afectados por el robo de hasta un centenar de archivos con la información y perpetrado por piratas informáticos.

Éstos accedieron a los sistemas de varios puntos de Estados Unidos y Gran Bretaña durante un período de 17 meses y tomaron los datos de clientes de las tiendas de TJX entre diciembre del 2002 y noviembre del 2003, según informaron hoy medios británicos.

La compañía, que comenzó a sospechar del robo hace tres meses e informó de él hace dos, aseguró en un comunicado no estar segura de la magnitud del robo ni del modo que afecta a sus clientes.

«Desconocemos el contenido de los archivos por los programas informáticos utilizados en la intrusión y por el sistema de eliminación de archivos que llevamos a cabo en el curso normal de nuestro negocio», dijo la portavoz de TJX Sherry Lang.

Lang aseguró que tres cuartas partes de las tarjetas robadas ya estaban caducadas cuando se robaron los datos.

«Desde que descubrimos lo que había pasado, no hemos dejado de trabajar para proteger a nuestros clientes y fortalecer la seguridad de nuestros sistemas», aseguró el presidente de TJX, Ben Cammarata.

TJX, que ha puesto un servicio de atención al cliente especial por el caso, pide a sus clientes que revisen extractos de sus cuentas para comprobar si han sido objeto de estafa.

Los nombres y las direcciones los clientes no forman parte de los datos robados, puesto que no se almacenan en los sistemas, mientras que tampoco se cree que se haya tenido acceso a los códigos PIN de las tarjetas.

Los bancos y las compañías de tarjetas de crédito han encontrado «pruebas preliminares» de fraude con el uso de datos robados de TJX.

La semana pasada, la policía detuvo en Florida a seis personas que utilizaban tarjetas que podrían pertenecer a clientes de las tiendas afectadas y con las que hicieron compras por valor de un millón de dólares (unos 750.000 euros).

Este robo superaría al mayor robo de datos personales confidenciales conocido hasta ahora, cuando algo más de 40 millones de registros de CardSystems Solutions fueron puestos en peligro en el 2005.

La compañía estadounidense TJX, que ingresó 16.000 millones de dólares (12.000 millones de euros) en el 2005, cuenta en todo el mundo con 2.500 tiendas de sus distintas cadenas, entre las que además de TJ Maxx y TK Maxx, figuran Marshalls o HomeGoods.