Rusia exige a Apple y SAP que le entreguen el código fuente de sus aplicaciones y sistemas operativos


codigo

El gobierno ruso pidió a la firma le proporcione acceso a su código fuente para asegurarse de que sus dispositivos no sean vulnerables al espionaje

No hace mucho tiempo, Rusia dijo estar dispuesta a pagar casi 4 millones de rublos (aproximadamente igual a 111,000 dólares) a cualquiera que fuera capaz de generar una tecnología fiable para descifrar los datos enviados a través de Tor. Ahora sus exigencias han aumentado un poco más.

El gobierno ha solicitado a Apple y SAP fabricante de un software empresarial que gestiona las operaciones de negocio y relaciones con los clientes, proporcionen acceso a su código fuente a fin de asegurarse de que sus dispositivos iOS y Mac no sean vulnerables al espionaje y que éstos no utilicen sus productos como herramientas del mismo.

La petición fue realizada el pasado martes por el ministro de comunicaciones Nikolai Nikiforov, al director general de Apple en Rusia, Peter Engrob Nielsen y al director de gestión de SAP Vyacheslav Orekhov, en la que sugirió a ambas empresas que proporcionaran el acceso al gobierno ruso a sus respectivos códigos fuente.

Se tomó ésta determinación, posterior a que el investigador de seguridad, Jonathan Zdziarski acusara a Apple de la construcción de puertas traseras de vigilancia en los dispositivos iOS con el objetivo de ayudar a las agencias gubernamentales estadounidenses a espiar a los usuarios de sus productos. Apple negó las acusaciones diciendo que "nunca han trabajado con ninguna agencia gubernamental de ningún país para crear puertas traseras en ninguno de sus productos o servicios."

No es la única ocasión en la que el gobierno ruso se muestra cauteloso respecto a los productos de alta tecnología fabricados en Estados Unidos. En marzo pasado, el gobierno ruso prohibió a los miembros de su gabinete el uso de iPads y sugirió que utilicen tabletas de Samsung en su lugar.