“Smartwatch”, estos fueron los primeros en llegar


Las principales empresas del sector de la electrónica están desarrollando sus propios relojes inteligentes. Apple, Samsung o Google están en ese grupo. Sin embargo, no son pioneras puesto que ya hay modelos de relojes inteligentes. Un repaso a los dispositivos ya existentes puede ayudar a conocer las posibles características de los terminales que están por llegar.

   La movilidad es la clave de la estrategia de los fabricantes de electrónica. ‘Smartphones’ y ‘tablets’ han sido clave en la consolidación de la movilidad y las previsiones apuntan a datos positivos para ambos mercados en los próximos años.

   Sin embargo los fabricantes buscan ahora nuevas formas de mejorar la experiencia. Según los últimos rumores, la mayoría de las empresas han coincidido en la forma de conseguirlo. Los relojes inteligentes son los dispositivos en los que han confiado.

   Se da por sentado que Apple está trabajando en un reloj inteligente, que está siendo desarrollado por un equipo de 100 ingenieros. La compañía parece haberse fijado en los modelos de relojes deportivos que ayudan en la progresión de la actividad para diseñar su propio reloj.

   Todo apunta a que Apple utilizará una versión de iOS específica y dotará a su reloj de capacidades para ser el centro de control de otros dispositivos iOS. Lo cierto es que la posibilidad de utilizar el reloj como punto de acceso rápido a la información de otros terminales es la idea común.

   En la lista de otros fabricantes con intención de lanzar un reloj propio están compañías como Samsung o Google. La competencia de estas empresas con Apple se mantendrá en mercado de los relojes. Queda por ver si Apple consigue, como sucedió con el iPad, convertirse en el referente.

   Por si Apple, Samsung o Google son poco, LG también parece estar trabajando en un reloj inteligente. De esta forma, parece que pronto se tratará de un mercado competido, que habrá que esperar para ver si tiene éxito. Para lo que no hay que esperar es para ver cómo puede funcionar un reloj inteligente. A falta de que las compañías antes mencionadas lancen su apuesta, existen varios modelos en el mercado en la actualidad. 

SONY SMARTWATCH

   Sony es la primera de las grandes en ofertar su propio reloj. Se trata del SmartWatch, un dispositivo que complementa a la perfección cualquier ‘smartphone’ o ‘tablet’ Android. SmartWatch dispone de Bluetooth para conectarse a otro terminal y permitir a los usuarios una nueva forma de estar al tanto de sus notificaciones.

   El SmartWatch de Sony tiene forma cuadrada, con 36 milímetros por lado y un grosor de 8 milímetros. En cuanto al peso, el reloj se queda en los 15,5 gramos. Se trata de un reloj elegante, ligero y útil gracias a sus múltiples capacidades.

La pantalla del SmartWatch es OLED a color multitáctil. En cuanto a su sistema de conexión, Sony se ha decidido por Bluetooth con un radio de alcance de 10 metros. Por último en el terreno de las especificaciones, el SmartWatch cuenta con una autonomía de una semana con un uso discreto y 1 día completo en casos de uso intensivo. Para la carga los usuarios disponen de cable USB.

smartwatch-sony

   Con el reloj de Sony se pueden colgar o silenciar una llamadaque se esté recibiendo en el móvil. Además se puede acceder y leer correos electrónicos o SMS que haya en el dispositivo vinculado. Junto a todo esto, los usuarios también pueden ver su calendario, las actualizaciones de redes sociales o controlar la reproducción de la música.

   SmartWatch está disponible desde 129 euros y es una gran opción para aquellos que tienen un terminal Android y quieren un centro de control sencillo.

I’M WATCH

   Los relojes inteligentes no son solo cosa de las empresas más conocidas. Hay otros modelos de empresas que han apostado por dispositivos de este tipo, pensando en que sean complementos de teléfonos de otras compañías.

   El ejemplo más destacado es i’m Watch, un dispositivo italiano que ofrece las características más completas presentadas en un reloj inteligente hasta el momento. El terminal tiene un precio de 349 euros, muy por encima del modelo de Sony, pero también es cierto que cuenta con más características.

   El i’m Watch tiene una altura de 52,9 milímetros por 40,6 milímetros y 10 de grosor. Su peso varía en función de los modelos, pero va de los 90 a 170 gramos. Su pantalla es TFT a color de 1,5 pulgadas, con 220 píxeles por pulgadas. La pantalla es táctil y reconoce gestos para realizar distintas acciones.

   El dispositivo cuenta con i’m Droid 2 como sistema operativo, una versión personalizada de Android y tiene 128 MB de RAM y 4 GB de capacidad de almacenamiento. Su batería es de 450 mAh, que ofrece una autonomía de 48 horas si no se usa el Bluetooth y de hasta 5 horas con un uso más genérico. 

I'M WATCH

   i’m Watch cuenta con micrófono, manos libres integrado, auricular para cascos y acelerómetro, características que hacen que se diferencie de otros modelos. Además, es compatible con dispositivos Android 4.0 y superior y también con terminales iOS 4 y posteriores. De esta forma, su rango de dispositivos compatibles incluye a los terminales de Apple con Bluetooth.

   En cuanto a sus funciones, lo cierto es que i’m Watch es un dispositivo muy completo, que pretende ser algo más que una forma de acceder a contenidos de otros dispositivos de forma fácil. En este caso, una vez vinculado a un ‘smartphones’, se pueden recibir llamadas, leer SMS o correos a través del reloj. Además se puede consultar el calendario y gestionarlo, todo desde la muñeca.

   En i’m Watch también destaca su cuidada interfaz, similar a la de los dispositivos móviles actuales, y la presentación de sus aplicaciones. Precisamente la posibilidad de instalar distintas apps es otro de sus valores principales.

   El i’m Watch también sirve para consultar redes sociales, para hacer y monitorizar actividades deportivas y para reproducir o controlar la reproducción de música. Además, el dispositivo italiano también puede ser una pantalla en la que mostrar las fotografías que se toman en el móvil. Todas estas posibilidades se consiguen vinculando i’m Watch a otro dispositivo, que sirve de fuente para contenidos y también para conexión a la Red.

   Con estas características i’m Watch se confirma como uno de los relojes inteligentes de referencia. Su precio puede ser una de sus principales trabas para conseguir el éxito, aunque muchos usuarios estarán dispuestos a pagar 349 euros por estas posibilidades.

PEBBLE, ÉXITO EN KICKSTARTER

   El último reloj inteligente a destacar es Pebble, fruto de una campaña de financiación ‘crowdfunding’ en Kickstarter. Se trata de un terminal compatible con iOS y Android, como i’m Watch, pero con un precio más asequible.

   Pebble tiene una pantalla de tinta electrónica de 144 por 168 píxeles, en blanco y negro. El dispositivo utiliza Bluetooth como los anteriores y dispone de acelerómetro y vibración. Además, Pebble es acuático y tiene una autonomía estimada de 7 días.

pebble

   En cuanto a sus funciones, Pebble identifica las llamadas entrantes en el dispositivo vinculado y permite acceder a mensajes y correos. También muestra información del calendario, mensajes de Facebook y Twitter, alertas meteorológicas y alarmas silenciosas. Pebble está disponible por 150 dólares y es una opción más económica que i’m Watch para aquellos que no tienen un terminal Android.

LOS PIONEROS

 

‘sWaP RebeL

Lanzado en el 2010, este reloj de pulsera contaba con funciones de teléfono móvil, incluyendo una ranura para tarjetas SIM, contaba con cámara, reproductor de música y vídeo y hasta radio FM.

 

Samsung S9110

Samsung S9110

Fue presentado en el 2009 como una autentica revolución. Permitía interactuar con el teléfono móvil, enviar SMS, comandos de voz y reproductor multimedia, todo ello a través de una pantalla táctil.

 

Teléfono-Reloj táctil 3G (LG –GD910

El teléfono con un diseño sofisticado no sólo en su aspecto externo sino en sus componente tecnológico, era compatible con velocidades HSDPA 3G de hasta 7,2 Mbps, permitiendo la transmisión de datos de alta velocidad y realizar vídeo-llamadas utilizando su cámara incorporada. También  permitía enviar mensajes de texto y realizar llamadas mediante su intuitivo interfaz Flash de pantalla táctil de 1,43 pulgadas. Otras prestaciones incluyen ‘Text to Speech’ (TTS), Bluetooth estéreo así como reproductor MP3 con altavoces incorporados. Fue presentado en el año 2009 y llego a España distribuido por Orange.