Telefónica apuesta por el fin de las tarifas planas de Internet


La operadora española presentará nuevos planes para los usuarios que quiean hacer descargas ilimitadas

El consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, afirmó que la multinacional seguirá ofreciendo 'tarifas planas' a sus usuarios aunque mostró su "preocupación por el uso ilimitado" que algunos clientes hacen de las mismas.

"En Telefónica no estamos en contra de las tarifas planas y vamos a seguir dándolas. Lo que creemos que es negativo son las tarifas planas ilimitadas que permiten manejar cualquier volumen de información", aclaró el directivo a los periodistas en el marco del encuentro de telecomunicaciones de la UIMP.

Por esta razón, Linares señaló que la compañía está dispuesta a ofrecer una tarifa adecuada a cada tipo de cliente y a cada segmento del mercado. En este sentido, señaló que se ofrecerán tarifas planas diferentes para los usuarios que sólo quieran conectarse y acceder al correo a otras adaptadas a los clientes que, además, quieran hacer descargas.

"Obviamente las tarifas serán diferentes", señaló el directivo, quien matizó que esto no es diferente a lo que el grupo está haciendo en otros países, donde ofrecen distintos modelos de tarifas segmentadas por la velocidad en el caso de las ofertas fijas.

UN MODELO QUE PUEDE QUEBRAR

El ejecutivo defendió sus propuestas señalando que como consecuencia del crecimiento de los datos, los gastos de los operadores son cada vez mayores y se "tensionan" las inversiones que realizan las compañías, e indicó que existe un "desequilibrio" en el modelo actual de Internet y un "desacoplamiento" entre el incremento de los datos y de los ingresos que, de continuar como hasta ahora, puede "quebrar el actual modelo" imperante en la industria de las telecomunicaciones.

En este sentido, Linares indicó que el año pasado ya existían 1.000 millones de hogares, 4.600 millones de personas y 1.400 millones de máquinas conectadas y estimó que para 2020 esas cifras se incrementarán hasta alcanzar 1.200 millones de hogares, 6.000 millones de personas y 40.000 millones de máquinas conectadas, lo que supone 50.000 millones de dispositivos conectados, un 90% a través de comunicaciones móviles.

"La primera ola de crecimiento fue la de los hogares, donde parece que se ha llegado a una saturación; la segunda vino de la mano de los individuos y los móviles y llegará una tercera ola, la de los dispositivos y las máquinas, con una dimensión mucho mayor que la anterior".

Para Linares, la solución a esta situación "insostenible" requiere, entre otras medidas, una optimización de la capacidad, la reducción de costes por Megabyte (Mb) o una paulatina descarga del tráfico a otras redes como WiFi o Femtocélulas.

 

Fotos de la concentración en SIMO 2002 reclamando la aplicación de una tarifa plana real en España... ¿Volveremos a esa situación?

ACUERDOS CON OPERADORES.

El directivo destacó además que es "compatible y posible" gestionar los activos de la red con el concepto de neutralidad en Internet. "Es difícil que se produzca un conflicto. En este sentido (las dos cuestiones) pueden coexistir perfectamente y ser perfectamente transparente, respetar la no discriminación y lograr beneficios para soportar la demanda de los clientes".

En relación a posibles acuerdos con los proveedores de contenidos, como el anunciado recientemente entre Google y Verizon, Linares aclaró que, si bien no hay acuerdos de en esta naturaleza, se está hablando con todos los agentes de la industria y explorando las posibilidades.

"Estamos muy abiertos a dialogar y buscar soluciones para hacer el modelo sostenible. No creemos que el modelo vaya a quebrar pero hay que asegurar que éste sea sostenible en el futuro", añadió.

NO INCREMENTAR PRECIOS A USUARIO.

Mediante este diálogo con los proveedores de contenidos, la compañía pretende encontrar soluciones al problema actual sin incrementar el precio a los usuarios y respetando los beneficios que los clientes tienen.

"Es posible aspirar a un modelo sostenible hablando con los agentes de forma abierta, consensuando las soluciones y sin que tenga repercusión negativa en los precios que pagan actualmente los usuarios", explicó Linares, quien añadió que para ello más agentes podría participar en el coste de la estructura o se podría racionalizar la gestión del tráfico.

"Hoy en día no existen incentivos para gestionar la racionalidad del tráfico", puntualizó Linares, quien consideró que el "gran cambio" producido en las asimetrías de tráfico se da como consecuencia principalmente de las descargas de video.

"Estamos en la ola de los datos, la ola de la voz pertenece al pasado y la ola del video es el futuro", resumió Linares, quien recalcó que, en la industria de las 'telecos', los productos se emplearán cada vez más y cada vez serán más difícil separar el mundo de las aplicaciones del de las comunicaciones.

[tags]Telefónica,Internet España[/tags]