Telmex compra una operadora de telefonía fija en Ecuador


telmex-petitTelmex, la mayor empresa de telecomunicaciones de México, ha comprado la pequeña empresa de telefonía fija Ecuador Telecom (Ecutel), lo que podría dinamizar el aletargado mercado del país andino, dijo el miércoles un director de la operadora adquirida.

Agencias – Telmex – propiedad del magnate Carlos Slim, el tercer hombre más rico del mundo – compró la totalidad de las acciones de Ecutel, que usa tecnología inalámbrica para ofrecer telefonía fija y tiene 5.000 clientes a nivel nacional, por una cantidad no revelada.

«La compra se concretó el lunes», dijo a Reuters el director comercial de Ecuador Telecom, Pancho Hansen.

En la sede de Telmex, en la Ciudad de México, no hubo nadie inmediatamente disponible para confirmar la transacción.

Ecuador Telecom tiene una concesión por 15 años otorgada en el 2002 para prestar telefonía inalámbrica fija, incluido los servicios locales, de larga distancia nacional, telefonía pública y también transmisión de datos usando la tecnología WLL (Wireless Local Loop, por sus siglas en inglés).

La empresa no ha logrado expandirse por la imposibilidad de llegar a acuerdos para la interconexión con las firmas dominantes del mercado, las estatales Andinatel, Pacifictel y Etapa.

Ecutel tiene igualmente la opción de operar mediante red fija, por lo que analistas consideran que, bajo el paraguas financiero y operativo de Telmex, podría convertirse en un rival serio para los actuales jugadores del sector y ofrecer tarifas competitivas.

Los problemas a los que se han enfrentado las operadoras fijas para satisfacer la demanda han alentado como opción el desarrollo de la telefonía móvil, al punto que el 64 por ciento de los 13 millones de ecuatorianos tiene un aparato celular.

Slim tiene presencia en Ecuador a través de la operadora celular Porta, filial de su empresa de telefonía inalámbrica América Móvil, que atiende a 5,7 millones de abonados.

La adquisición de Ecutel es un avance más en los esfuerzos de Telmex por ampliar sus negocios en la región, tras el reciente revés en sus intentos por adquirir una participación de la venezolana CANTV, tras la nacionalización decretada por el presidente Hugo Chávez.

La relación entre Telmex y América Móvil podría desatar problemas en el ordenamiento del mercado y dar paso con el tiempo a un operador dominante, por lo que el país debería explorar la necesidad de impulsar legislación que implique un control asimétrico para asegurar igualdad de condiciones para todos los operadores, según analistas.*.