'Toy Story 3': un juego digno del rey de la animación


toy story 3

Disney es una compañía que se ha ganado un gran prestigio en el mundo del cine a base de ofrecer productos, en la mayoría de los casos, de calidad. De un tiempo a esta parte está gastándose más y más dinero en convertirse en un sello también de peso en el sector de los videojuegos y romper ese tópico de "juego basado en película, producto mediocre".

Lamentablemente para Avalanche Software, los responsables de este 'Toy Story 3', su trayectoria ha tenido mucho que ver con esa definición; quizás en parte porque los encargos que han recibido han sido adaptaciones de películas menores de animación 3D de Disney (Bolt, Conoce a los Robinson) y no, como es el caso, una superproducción de Pixar.

No resulta extraño que ellos mismos hayan reconocido que este es su proyecto de mayor presupuesto y que eso haya contribuido al resultado final. También se trata de un proyecto en el que han estado involucrados más de dos años y que han desarrollado en permanente contacto con Pixar.

Antes de pasar a pasar a desentrañar los entresijos del juego, decir que 'Toy Story 3' es un título que por su desarrollo sencillo es un título especialmente enfocado a un público infantil, si bien los fans de la película y de los plataformas sabrán sacarle su jugo, que es mucho.

MODO AVENTURA.

La entradilla que encabeza este análisis es una ficticia conversación de como -eso sí nos consta- nació el título. En Avalanche pensaron en dos conceptos que John Lasseter compró y eso es lo que tenemos ante nosotros.

Lo primero con lo que el jugador se encuentra cuando comienza a vivir la adaptación de la tercera entrega de 'Toy Story' a los videojuegos es un modo historia no demasiado original: vista en tercera persona, saltos, habilidades como disparar, etc. Sigue el guión de la película, por otro lado de una forma algo atropellada y sin reflejar el buen hacer de Píxar en la gran pantalla.

Sin embargo, sí resulta una aventura entretenida. La historia alterna niveles en los que Woody, Buzz y Jessy son en unas ocasiones héroes de ciencia ficción -como los vería un niño desde sus ojos- y en otras simples y diminutos muñecos.

Así, en el prólogo Woody tiene que enfrentarse al doctor Cabeza de Cerdo en un tren del oeste y en un nivel Buzz debe infiltrarse en la fortaleza de Zurg, por citar dos ejemplos. Son los momentos de mayor acción del modo historia y hay de todo un poco de todo (disparos, carreras) siempre con un control y un desarrollo sencillos.

En otras ocasiones vivimos situaciones algo más pausadas en las que los protagonistas son juguetes, tal y como los hemos conocido en las divertidas películas de los creadores de 'Buscando a Nemo'. En ellas debemos alternar el control de los tres personajes, que tienen sus propias habilidades, para ir avanzando por el nivel resolviendo puzles (Algo parecido a 'The Lost Vikings'), además de disparar o ganar carreras.

El juego perfectamente podría haberse quedado aquí. Habría sido una adaptación entretenida, sí, pero también corta -Ocho niveles con unas cinco horas de duración- y anodina. Afortunadamente, ni Píxar, ni Avalanche, ni Disney dejaron que las cosas se quedaran en un "pudo ser y no fue". En su lugar decidieron añadir un nuevo modo de juego que hace que 'Toy Story 3' sea largo, diferente, original y que deja claro que hay esmero y trabajo detrás de su producción.

UN UNIVERSO DE JUGUETES.

'Caja de juguetes' es como se llama este modo de juego, que parte del concepto 'sandbox'. Cuando nos adentramos en este mundo, descubrimos un universo abierto que podemos moldear a nuestro antojo, algo así como un 'Grand Theft Auto' infantil y sencillo. En 'Caja de juguetes' controlamos también en tercera persona y con las mismas habilidades que en el modo historia a uno de los tres protagonistas (Woody, Buzz o Jessie).

La ambientación elegida es el oeste americano, que encontramos prácticamente desierto nada más dar nuestros primeros pasos. El objetivo es irlo llenando de edificios y personajes, que además podemos personalizar a nuestro antojo, con colores, pegatinas, pelucas, atuendos... Para conseguir todo esto lo que hay que hacer -ay, como en la vida- es conseguir dinero completando misiones.

El desarrollo de las misiones cambia constantemente: carreras (Podemos manejar desde Perdigón hasta coches descapotables), disparos, saltos, recolección de objetos, hacer fotografías de paisajes, acciones o personajes concretos... Siempre hay algo que hacer; vamos abriendo misiones y las completamos a nuestro antojo. Libertad absoluta, además de mucha más diversión y duración que en el modo historia.

Lo que esconde esta 'Caja de juguetes' es precisamente lo que su nombre avanza: cientos de juguetes que coleccionar, personalizar y disponer como queramos en el escenario mientras completamos tareas sin parar. Una traslación virtual de lo que un niño puede hacer con una inmensa colección de juguetes y su imaginación en el suelo de su cuarto.

APARTADO GRÁFICO Y SONORO.

El apartado técnico no es puntero. Es decir, no tiene unas texturas detalladas ni un número de polígonos enorme; pero sí un acabado colorista y que recrea a la perfección el mundo de 'Toy Story'. Destacan muy por encima de la media las animaciones de los personajes, sobre todo las faciales que parecen sacadas de la gran pantalla.

El apartado sonoro está también muy logrado, con melodías animadas encabezadas por 'You have a friend in me' y acompañadas por voces en castellano que en ocasiones se corresponden con las de la película y otras, como es el caso de Buzz, no.

CONCLUSIÓN.

LO MEJOR:

- El modo 'Caja de juguetes': original, largo, divertido y variado.

- La animación facial de los protagonistas no tiene nada que envidiar a las películas.

LO PEOR:

- El modo historia es corto, poco original y no narra bien la historia.

- El apartado técnico no explota todo el potencial de PS3 y Xbox 360

Hemos visto pasar por las estanterías de este país decenas, cientos, de juegos mediocres basados en películas de animación de calidad que, sin embargo, fueron éxitos de ventas. Padres mal informados que buscaban satisfacer a sus pequeños videojugadores. Ahora es su oportunidad de redimirse. 'Toy Story 3' es un juego bien acabado, que respeta la licencia y que además estimula la imaginación del jugador (durante mucho tiempo, dicho sea de paso).

Nota Gráficos Fieles a la obra original, aunque no excesivamente detallados pero sí expresivos y coloristas. Las animaciones faciales son geniales. 7,5

Sonido Aunque se echan de menos algunas voces de la película, el doblaje al castellano, la BSO y las melodías de los niveles transmiten la magia de Pixar. 7,8

Diversión El modo historia es entretenido aunque poco original. Es 'Caja de juguetes' el que dispara la diversión, la imaginacióny la duración de este juego en el que siempre hay algo divertido que hacer. 8,5

Total Un juego técnicamente bien acabado, variado, completo y original. Un plataformas de acción para todos los públicos que será disfrutado especialmente por los prequeños de la casa (O los jugadores noveles) por su asequible planteamiento y sencillo control. 8

Desarrollado por Avalanche Software, editado por Disney y con un PEGI +7, 'Toy Story 3' ya está disponible para Xbox 360, Playstation 3, Wii, Nintendo DS y PSP. Versión analizada: Xbox 360.

[tags]Videojuegos PSP,Vidojuegos Xbox 360,Videojuegos PS3,Vidojuegos DS,Videojuegos Wii[/tags]