Tras rebajar el precio el coste del móvil en el extranjero, Brusela forzará nuevos precios para los SMS y la internet móvil


internet-movil-petitTras la rebaja de las llamadas de móvil desde el extranjero aprobada ayer, Bruselas se propone reducir ahora a golpe de reglamento los mensajes de texto (SMS) y del acceso a Internet por móvil. La comisaria Viviane Reding ha dado a las compañías 18 meses de plazo para que bajen los precios. Si no lo hacen aplicará la rebaja como ha hecho con las llamadas.

Agencias – Las operadoras telefónicas pueden echarse a temblar. Tras un largo conflicto de más de dos años han tenido que dar su brazo a torcer ante las autoridades europeas y reducir hasta en un 70% las tarifas de las llamadas de móviles desde el extranjero. Pero a Bruselas le ha gustado la fórmula y ayer mismo les lanzaba un ultimátum: o en los próximos 18 meses reducen las tarifas de los mensajes de texto desde el móvil (SMS) y la conexión a Internet por la tecnología ADSL o la Unión Europea les forzará a hacerlo.

Y es que remitir un SMS desde un país de la UE distinto del de origen cuesta entre tres y cinco veces más que hacerlo desde el país de origen. Así, por ejemplo, mientras que la tarifa estándar de los SMS de Vodafone en España es de 15 céntimos (17 céntimos con IVA) remitirlos desde el extranjero cuesta 45 céntimos ( 52 con IVA) si se remiten a España y 75 céntimos (87 con IVA) a otro país.

Los operadores de móviles españoles estiman que esta es una nueva «intromisión intolerable» contra la libertad de mercado y recordaron que no existe ningún servicio cuyo precio final al consumidor esté regulado por la Unión Europea. La reforma en todo caso sólo afectará a los SMS remitidos desde el extranjero.

Asimismo, la comisaria de Telecomunicaciones, Viviane Reding, madre de la propuesta, advirtió a las operadoras de que también deberán rebajar el acceso a Internet y las descargas por el móvil, si no quieren enfrentarse a una nueva regulación.

«Lamentablemente el mercado no resolvió el problema por sí mismo pese a las alertas que les enviamos», afirmó Reding ante el Consejo de Transportes, Telecomunicaciones y Energía. La comisaria negó que este reglamento se vaya a traducir en una subida de precios en las llamadas nacionales, ya que «la propia competencia expulsaría del mercado a los operadores que lo hicieran».

El Consejo aprobó ayer por unanimidad un reglamento, que entrará en vigor el próximo 1 de julio, que obligará a las compañías a que el coste para un consumidor que llame por móvil desde un país de la UE distinto al de origen no exceda 49 céntimos por minuto en 2007, 46 céntimos en 2008, y 43 céntimos en 2009, todos ellos sin IVA.

 

El precio actual de las llamadas en itinerancia oscila entre un euro y 1,25 euros por minuto, según una encuesta realizada por la Comisión Europea en 2006. La norma también prevé la reducción progresiva de la factura cuando el consumidor recibe llamadas en el extranjero con un máximo de 24 céntimos por minuto en 2007, 22 en 2008 y 19 en 2009.

La norma entrará en vigor el 1 de julio, tras haber sido publicada en el Boletín Oficial de la UE. Transcurridos tres meses desde la publicación, es decir, en octubre, los precios regulados serán de aplicación universal para todos los usuarios que no se hayan acogido a esas ofertas

España es uno de los países más afectados por esta medida debido a que afectará a los más de 56 millones de turistas que llegan cada año al país, y a los viajeros españoles en la UE.