Vendia por Internet: Ofrecía móviles enviaba ladrillos


El imputado aceptó en un juzgado de Lugo una condena de seis meses de prisión

Un joven de Ciudad Real, de 18 años, enviaba ladrillos en vez de móviles a sus clientes. Las operaciones eran realizadas a través de Internet, pero el negocio acabó siendo desbaratado por la policía lucense. Francisco Javier Vera Piqueras iba a ser juzgado ayer en la capital lucense por esta estafa, pero antes del inicio de la vista aceptó la pena de seis meses de cárcel que su letrada pactó con el fiscal. Inicialmente, la acusación pública solicitaba una pena de dos años y medio de prisión, si bien tuvo en cuenta su arrepentimiento y que desde el año 2003 lleva presentándose periódicamente a las autoridades judiciales.

En el verano del año 2003 se registró en la página de subastas de Internet Ebay.com, con el seudónimo de Azulmoralín. Con ánimo de enriquecimiento ilícito, según el fiscal, abrió un correo en Yahoo pensando en recibir a través del mismo los comunicados de los posibles clientes.

Una vez preparada toda la infraestructura, comenzó a ofertar teléfonos móviles nuevos. El modo de pago establecido era un giro postal urgente. Correos debía remitirle los mismos al domicilio de un amigo, sito en Ciudad Real, y, en ocasiones, a un piso que se encontraba deshabitado en otra calle de la misma ciudad. En el primer caso, el amigo le entregaba los avisos del giro y en el segundo era el propio acusado quien los recogía.

A los compradores, en vez de los móviles, les enviaba una caja con trozos de ladrillo, papeles y otros efectos carentes de valor.