Tribunal europeo dictará sentencia Microsoft-UE el próximo 17 de septiembre


La Corte Europea de Justicia (CEJ) dará a conocer el 17 de septiembre el fallo del caso que enfrenta a Microsoft y la Comisión Europea por la condena de Bruselas de marzo de 2004 contra el gigante estadounidense de la informática por abuso de posición dominante.

Agencias – «La sentencia correspondiente al asunto T-201/04 Microsoft Corporation/ Comisión de las Comunidades Europeas será pronunciada el 17 de septiembre de 2007 a las 09H30 en la Gran Sala del Tribunal de Justicia», anunció el tribunal, con sede en Luxemburgo, a través de un comunicado. Poco antes, un abogado del gigante norteamericano de la informática había señalado que Microsoft recibió un fax de parte de la CEJ confirmando esa fecha.

Microsoft recurrió al tribunal de primera instancia de la CEJ en julio de 2004 para exigir la anulación de la condena por abuso de posición dominante que le había impuesto la Comisión Europea en marzo de ese mismo año. En aquel momento, Bruselas había multado a Microsoft con 497 millones de euros (unos 684 millones de dólares), una cifra récord en este tipo de decisiones.

Pero además de la fuerte multa, la Comisión había exigido a Microsoft comercializar su sistema estrella Windows sin el programa Media Player, y divulgar los protocolos necesarios para permitir el diálogo o «interoperabilidad» entre Windows y los productos de la competencia.

Estas exigencias ponen en tela de juicio gran parte de la política comercial de Microsoft, que no sólo quiere recuperar el dinero de la multa, sino también asegurar el futuro de sus innovaciones.

Durante una serie de audiencias ultratécnicas llevadas a cabo en abril de 2006 en Luxemburgo, la Comisión Europea había sido puesta en dificultades en varias ocasiones a la hora de argumentar su decisión. De allí que según especialistas en derecho de la competencia, la condena de Bruselas podría ser reducida por los jueces de Luxemburgo.

Al margen de la causa judicial, la batalla entre Microsoft y la Comisión Europea ha continuado desde entonces. En el último capítulo de la saga, la Comisión amenazó el pasado 1 de marzo al gigante informático con nuevas multas diarias por considerar que no se había plegado a las exigencias de la condena de 2004. Esas multas serían de 3 millones de euros diarios y se sumarían a la de 500 millones de euros aplicada en 2004 y a otra de 280,5 millones de euros de julio de 2006 por no adecuarse a esa primera condena.