Un gimnasio gana un juicio por la música de sus clases de aeróbic


Un gimnasio de Valencia ha ganado un juicio en el que dos entidades de gestión de derechos de autor le reclamaban 11.913 euros en concepto de derechos por la música utilizada durante clases de aeróbic. El juzgado número 2 de lo mercantil de Valencia ha fallado a favor del gimnasio tras demostrar que la música procedía de bases de datos de Internet con licencias 'copyleft'.

Las entidades AGEDI y AIE habían solicitado al gimnasio Doyo el pago de 11.913 euros en concepto de derechos de autor. Según estas dos entidades, el gimnasio utilizaba música en sus clases de aeróbic y otras actividades sin pagar los derechos de autor oportunos.

El abogado de la acusación no ha podido probar el uso de música sin derechos en el gimnasio. Además, los abogados de la defensa han asegurado que la música reproducida en las clases de aeróbic procede de varias bases de datos de Internet que permitían su utilización sin necesidad de un pago específico.

El abogado del gimnasio Doyo, Juan Antonio Toledo, ha explicado que ni AGEDI ni AIE han presentado pruebas de sus acusaciones durante el juicio. En declaraciones recogidas por el portal Las provincias, el abogado ha explicado que las entidades de gestión enviaron un detective privado para comprobar que en el local se utilizaba música sin tener los derechos.

El juez encargado del caso ha desestimado el testimonio del detective como prueba al considerar que no era imparcial. Además, el juez ha incluido en la sentencia comentarios que insinúan que el detective no pasó más de seis minutos en el establecimiento por lo que su testimonio no goza de credibilidad.

El gimnasio Doyo podrá seguir utilizando la música en sus actividades sin tener que pagar ningún tipo de compensación a las entidades de gestión de derechos.

[tags]SGAE,Derechos de Autor[/tags]